Ruta en coche por Eslovenia y Croacia

Viaje_eslovenia

Una de las mejores rutas en coche por Europa es la combinación entre Eslovenia y Croacia. Son dos zonas geográficas algo inusuales, incluso olvidadas, cuando pensamos en países europeos. Siempre tendemos, principalmente en verano, a escaparnos a zonas concurridas de playa, afamadas y donde los alojamientos están por las nubes. Así que, ha llegado el momento de darle a ambos países su lugar. Os desvelo los mejores puntos de interés de la ruta en coche por Eslovenia y Croacia.  Advertencias para la ruta en coche por Eslovenia y Croacia … Leer más…

Eslovenia también tiene costa. Observa la localidad veneciana de Piran

Playa de Piran, Eslovenia. Adonde quiera que vaya

Aunque parezca mentira Eslovenia tiene costa, fíjate en Piran. Me hubiese gustado acompañar esta frase con un redoble de tambores o un gif con aplausos de fondo (es la moda) porque sé que algunas todavía seguís incrédulas ante tal afirmación. Es cierto que asociamos este país centro europeo, el único del mundo que contiene la palabra amor “Slovenia” en su nombre, con grandes Parques Naturales, lagos glaciares, montañas que te quitan el hipo, pistas de esquí… Sin embargo, olvidamos frecuentemente que Eslovenia alberga 45 kilómetros de … Leer más…

12 destinos, 12 anécdotas del 2015

Toca remangarse, hurgar en los recuerdos y hacer balance de los destinos que he visitado. Echando la vista atrás puedo decir que doy carpetzao a un año viajero muy intenso, lleno de grandes momentos y anécdotas a destacar. No soy de las que el 1 de enero confecciona una lista de lugares “obligatorios” a los que viajar durante el año en curso. El azar, la intuición y la improvisación trazan mi ruta. Y créeme, este sistema, funciona satisfactoriamente, ya que hay veces que visitas destinos … Leer más…

Lugares de “obligada” visita en Liubliana

En la mayoría de mis viajes me decanto por destinos rurales. Mi subconsciente huye de las masificadas y asfixiantes urbes. No desconecto de la rutina durante unas largas vacaciones si viajo a una ciudad aún más estresante que Barcelona. Saltar, correr, cantar y gritar por el campo es lo mío. Y eso es justo lo que hice en Liubliana, Eslovenia –sustituyendo gritar, por no parar de hablar-. Esta capital europea aparentemente olvidada por los turistas, con apenas 280.000 habitantes y un nombre impronunciable fue la … Leer más…