Puente-triple-1024x683

Lugares de “obligada” visita en Liubliana

En la mayoría de mis viajes me decanto por destinos rurales. Mi subconsciente huye de las masificadas y asfixiantes urbes. No desconecto de la rutina durante unas largas vacaciones si viajo a una ciudad aún más estresante que Barcelona. Saltar, correr, cantar y gritar por el campo es lo mío. Y eso es justo lo que hice en Liubliana, Eslovenia –sustituyendo gritar, por no parar de hablar-.

Esta capital europea aparentemente olvidada por los turistas, con apenas 280.000 habitantes y un nombre impronunciable fue la responsable de hacerme cree que la vida urbana y la naturaleza pueden convivir en armonía.

Puente de los zapatos en Liubliana
Puente de los zapatos en Liubliana

Su ubicación, rodeada por el mundo cárstico y alpino, es cruce de importantes rutas comerciales, ya que es la unión entre Europa Central hacia el Mediterráneo, a los Balcanes y al mundo de la llanura de Panonia (gran llanura de Europa Central originada tras la desecación durante el Plioceno del mar Panonio).

La grandeza de Liubliana es que sus habitantes pueden ir a esquiar a los Alpes y, EN EL MISMO DÍA, visitar el pueblo costero de Piran para darse un baño en el mar Adriático. ¿Qué te parece el plan?

Liubliana es una capital europea en los que están presentes contrastes de épocas pasadas
La combinación de estilos arquitectónicos está presente en toda la ciudad

La bella desconocida de Europa

Una vez que pones un pie en Liubliana quedas hechizada, ¡tal cuál!. Repite los mismos patrones que las ciudades del antiguo Imperio Austrohúngaro, cuyos restos denotan la antigüedad del lugar. A pesar de aunar diferentes estilos arquitectónicos la intervención de Plecnik, un arquitecto con modernas ideas para su época, y su art nouveau la hizo única.

Además se da la circunstancia que es pequeña, así que relativamente todo está cerca. Puedes disfrutar de sus coquetos rincones turísticos recorriéndola a pie y/o en bici. No es un ciudad de paso; te propongo un paseo por sus calles adoquinadas y ver los lugares de interés de Liubliana.

Sitios que ver en Ljubljana:

1.- Castillo de Eslovenia

Castillo Liubliana, Eslovenia

Se dice que Eslovenia es el país de los castillos, ya que posee más de 1000. Uno de ellos, es la fortaleza medieval que vigila la ciudad de Liubliana desde 1144. Sin embargo, la ciudadela que ahora puedes visitar fue totalmente reconstruida en el siglo XV. Lo notarás porque es “modernillo” y está muy bien cuidado. Se accede al castillo a pie y/o coche por una carretera secundaria, o por el contrario, en el funicular. Se puede entrar libremente, únicamente hay que pagar para las exposiciones, los tours guiados y el teleférico. En realidad, las vistas sobre la capital y los cercanos Alpes Julianos son la excusa perfecta para visitar el Castillo de Liubliana.

2.- Plaza Preseren y Puente Triple

Puente triple de Liubliana, Eslovenia

El corazón de Liubliana es su indiscutible plaza Preseren, ya que en ella se encuentra el Puente Triple, responsable de conectar el casco histórico de la ciudad con la zona moderna. El dato curioso es que en 1932 el puente quedó pequeño para tanto tráfico y se decidió ampliar creando dos puentes más (uno a cada lado) para los peatones.

La plaza fue construida en honor al famoso poeta Frances Preseren, cuya estatua es el punto de quedada más conocido de turistas y vecinos. Desde aquí comienzan los tours (la oficina de turismo está en una de las esquinas cruzando el río).

Además, la plaza está rodeada por monumentos como la Iglesia Franciscana de la Anunciación. La iglesia llama la atención por sus tonos rosas y por su bonita fachada barroca.

3.- Mercado de Liubliana

Mercado Central de Liubliana

Catedral de San Nicolás en Liubliana, EsloveniaSe encuentra en la plaza Vodnikov, lo identificarás con facilidad, ya que está junto al río y forma una alargada nave acristalada. Sí que es cierto, que tiene una prolongación de tenderetes en la plaza en los que podrás adquirir frutas, verduras, flores y productos típicos de Eslovenia. Te recomiendo que pruebes la tarta potica elaborada a base de nueces (tómala en pequeñas cantidades porque es bastante empalagosa).

4.- Catedral de San Nicolás

Junto al mercado se encuentra la catedral de Liubliana de estilo barroco. Quizá no sea muy llamativa y pase desapercibida, pero si le dedicas un par de minutos descubrirás que en las puertas laterales está tallada la historia de Eslovenia.

5.- Ayuntamiento

Ayuntamiento de Liubliana, Eslovenia

El ayuntamiento como en casi todas las ciudades y/o pueblos está en el centro para que nadie se desoriente. Fue edificado en estilo gótico en 1484, y en su vestíbulo puedes contemplar el antiguo escudo de armas de la ciudad. Ahora el hall del mismo acoge diferentes exposiciones que no tienen desperdicio y la entrada es gratuita.

Frente al ayuntamiento está la fuente de los tres ríos, desde donde puedes empezar a callejear tranquilamente y descubrir las pequeñas tiendas, las cafeterías y las sorpresas que una capital como Eslovenia te depara.

6.- Puente de los Dragones

Puente Dragones en Liubliana, Eslovenia

Es sabido que Eslovenia tiene una fuerte vinculación con leyendas de Dragones. Según el mito del origen de Liubliana fueron Jasón y los Argonautas quienes derrotaron en aquella tierra a un enorme dragón y se hicieron con el territorio. Hoy el dragón es el símbolo de la ciudad (te darás cuenta cuando compres souvenirs, tienen presente su figura hasta en la sopa).

Por ese motivo, el Puente de los Dragones, flanqueado por cuatro de ellos, es tanto o más famoso que el Triple Puente –queda un poco aislado de lo que es el centro, pero se llega con facilidad-.

7.- Parque Tivoli

Parque Tivoli de Liubliana, Eslovenia

La bombona verde de oxígeno de esta gran urbe es el parque Tivoli. Es el punto de encuentro perfecto para estudiantes, familias, deportistas, jubilados, etc. Y no es de extrañar que así sea, ya que andando desde el Puente Triple (centro de Liubliana) se tardan unos 15 minutos. El tiempo justo para no poner excusas y disfrutar de una tarde de picnic, un partido de fútbol, unas cervezas o lo que se te ocurra.

En su paseo central se pueden ver exposiciones temporales. Además, dentro del parque puedes visitar un invernadero, curiosear los ejemplares que hay en una biblioteca al aire libre, nadar en una piscina, asistir a diferentes eventos… (cerca de Tivoli está el teatro de Liubliana) ¿Te apuntas?

8.- Paseo a orillas del río

Río Ljublianica en Liubliana, Eslovenia

Una de las cosas que emana Liubliana es tranquilidad. Por ello, te invito a que le dediques tiempo a un paseo a orillas del río Ljublianica. ¡Es un auténtico placer! Lo puedes hacer en barco o a pie, cómo quieras, pero hazlo. Además de noche, la ciudad al estar ilumanada desprende una magia fascinante.

Si quieres viajar por el país y/o la zona, te sugiero que leas la sección Eslovenia, encontrarás más lugares turísticos y no tan turísticos del país.

 

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

8 comentarios sobre “Lugares de “obligada” visita en Liubliana

  1. A mí me pasa lo mismo, también me decanto por ciudades más pequeñas y menos concurridas, de hecho creo que si pudiera viviría en una ciudad así. Muchas gracias por la recomendación! Estoy deseando ir a Eslovenia, un abrazo!

Deja un comentario