acantiladosLima_Peru

Lima no es peligrosa, es más bien fea ¡De un vistazo!

La pregunta que más que me han realizado tras el viaje a Perú ha sido: ¿no te pareció Lima peligrosa?

Al principio pensé, quizá, hay personas que son más atacadas que yo y al ser una feliciana no percibo los peligros. Luego me dio por revisar mis pasos sobre la visita a Lima y fijarme en los pequeños detalles para rascar situaciones “complicadas”, pero nada. Mi respuesta siempre ha sido negativa. Lima no es peligrosa, es más bien fea (dicho desde el cariño).

Le dedicamos un día y medio y fue más que suficiente. De hecho, siempre intento situarme y saber dónde se encuentran los lugares de interés, pero no hubo manera. Hoy es el día que reconozco que iba por Lima como un pulpo en un garaje.

Entonces, ¿cómo es realmente la urbe? ¿Merece la pena visitar Lima?

No es que esperara una ciudad preciosísima, ya que los comentarios de todo el mundo positivos, precisamente, no fueron. Sin embargo, sus cuatro cosillas atractivas tiene, eso es innegable.

“Una gran metrópoli elevada sobre una larga costa de acantilados, coloreada de un gris permanente y salpicada por altos rascacielos intercalados con templos precolombinos”. Así es como yo la describiría.

Es cierto que se trata de una ciudad que se ha visto obligada a renacer unas cuantas veces. Los terremotos, las guerras, así como el esplendor y declive de varias civilizaciones, han escrito su historia. Una historia que aún está incompleta.

Centro_de_Lima_ciudad
Centro de Lima

En la década de 1980, con la llegada de campesinos por los conflictos armados en los andes, la población aumentó de forma exponencial. En ese momento surgieron las chabolas, proliferó la delincuencia y la ciudad comenzó a decaer. No obstante, en la actualidad, se ha rehecho y goza de “estabilidad” política, económica y cultural.

Recorrido por los lugares de interés de Lima

Lo que en las próximas líneas te propongo es un recorrido por los lugares de interés de Lima, para que en tu próximo viaje a Perú vayas a tiro hecho y no te compliques con el tema de qué ver en Lima y/o dónde comer (la gastronomía en Lima es muy interesante, gracias a la cantidad de restaurantes de prestigio que están abriendo). ¡Te lo pongo en bandeja!

Museos_Lima
Casa literatura peruana

1. Plaza de Armas 

La plaza de Armas aunque esté ubicada en el centro histórico de Lima, creo que, por su significado y carga histórica debe ser un punto de interés particular. Además, inevitablemente, es el primer lugar que las turistas buscamos y visitamos.

Eso sí, no vayas con la convicción de visitar construcciones originales porque no queda ni una sola. Lo que en ella abundan son los edificios públicos, ya que está rodeada por: el Palacio Arzobispal, el Palacio de Gobierno, la Catedral de Lima, la iglesia Sagrario, el Palacio Municipal, la Casa del Oidor y el Club de la Unión.

Edificios_palza_lima
Plaza de Armas, Lima

Para conocer más sobre la plaza de Armas, también llamada plaza Mayor (igualitas que las españolas), te invito a que accedas a ella por la calle peatonal Jirón de la Unión y descubramos juntas estos importantes y emblemáticos edificios de Lima.

Palacio de Gobierno:

Es la residencia del presidente de Perú. Y aunque sea una de las residencias más “modesta” que me ha tocado conocer (hay otras mucho más ostentosas), su edificio de estilo neobarroco de 1937 le hace atractiva.

Lo más “divertido” que sucede en este punto, ya que por dentro no se puede visitar, es el cambio de guardia. Se produce a diario a las 12:00 horas, y, al menos, se puede ver con tranquilidad. No se aglutina tanta gente como en el cambio de guardia de Londres.

PalacioGobierno_Lima
Palacio de Gobierno, Lima

Lo vimos de casualidad, y la atención que le presté fue de 1 minuto. ¿Es recomendable? Para mí no, pero para gustos los colores. Obviamente, si pasas por ahí no apartes la mirada 😉

Catedral de Lima:

La Catedral de Lima está ubicada junto al Palacio Arzobispal, en el lugar elegido por Francisco Pizarro para levantar la primera iglesia de la ciudad en 1535.

Aunque conserva su bonita y llamativa fachada barroca, el edificio, como tal, fue reconstruido en 1551 y en 1622, tras los terremotos de 1687 y 1746.

La corriente neoclásica de finales del s. XVIII (¡qué pena!) eliminó la decoración barroca de su interior, aún así merece una visita. Lo mismo sucedió en otras muchas iglesias de Lima.

Catedral_Lima
Catedral de Lima

Las capillas que flanquean la nave atesoran más de una docena de altares tallados en varios estilos, y el ornamentado coro de madera de Pedro de Noruega, de principios del s. XVII, es una obra maestra de la escultura rococó.

Si quieres entrar en estos característicos monumentos del centro de Lima, te recomiendo que compres un ticket por 10 soles, que incluye la Catedral de Lima y el Palacio Arzobispal.

Palacio Arzobispal de Lima:

El Palacio Arzobispal te llamará la atención por sus balcones de madera neobarrocos, de los más sorprendentes de Lima. El edificio, de estilo colonial, fue construido en 1924.

Interior Palacio Arzobispal, Lima.
Interior Palacio Arzobispal, Lima.

Si accedes al interior descubrirás un museo abierto al público que conserva retratos y ropa (una colección de zapatos monísima) de obispos, pinturas y mobiliario que data del siglo XVI al XVIII. Su infraestructura muestra un diseño arquitectónico que fue tomado como base del palacio de gobierno.

Fuente de Lima: 

PlazaArmas_Peru
Plaza de Armas, Lima

La fuente que se encuentra en la mitad de la Plaza de Armas de Lima marca el kilómetro 0 de Perú.

2. Centro histórico de Lima

El centro de Lima, básicamente, es una cuadrícula de calles trazadas en el s. XVI, en tiempos de Francisco Pizarro, que alberga la mayor parte de la arquitectura colonial que aún conserva la ciudad.

Lo más significativo de entre sus calles son las iglesias barrocas muy ornamentadas. Aunque lo cierto es que te quedarás con las ganas de conocer mansiones coloniales, ya que desaparecieron con la expansión, los terremotos y la permanente humedad.

Convento Lima
Convento Lima

Aún así, lo que encontrarás en el centro de Lima es: el parque de la Muralla, el Monasterio de San Francisco (no lo encontramos), el Mercado Central, la Plaza San Martín, el barrio chino, Iglesia de la Merced…

Plaza San Martín:

Construida a principios del s. XX, se ha revitalizado en los últimos años tras la restauración de su parque y el lavado de cara de la arquitectura beaux arts que la rodea. La plaza lleva el nombre del libertador de Perú, José de San Martín, cuya escultura se halla en el centro.

Parque de la Muralla: 

Está construido sobre una antigua muralla levantada en el siglo XVII para resguardar la ciudad de piratas. Podríamos decir que es el balón de oxígeno de la Lima, donde aprovechan para celebrar espectáculos, concursos, exposiciones… Cuando nosotras estuvimos había concurso/degustación de ceviches.

Iglesia Merced, Lima.
Iglesia Merced, Lima.

Mercado Central:

Aquí encontrarás de todo, desde camisetas de Messi y Cristiano Ronaldo hasta fruta tropical y andina. Es una buena opción para hacer una para y almorzar.

Barrio Chino:

No sé como lo hacen pero en todas las ciudades hay un barrio chino, ¿qué no? Nos invaden hahaha Si eres de comida cantonesa este es tu lugar en Lima para comer.

Iglesia de la Merced:

Por iglesias que no sea… Puedes hacer un tour en Lima exclusivo de iglesias. La de San Pedro, las Nazarenas, el Santuario del Señor de los Milagros, etc. Además, todo el mundo, pero todo el mundo, cada vez que pasaba por delante de una se santiguaba. Supongo que en España en algunos puntos también es habitual verlo, pero a mí nunca me había tocado.

*Antes de que nadie se nos eche al cuello lo suelto: no fuimos al Circuito Mágico del Agua. Los horarios de invierno nos lo pusieron complicado y nos decantamos por otros puntos de interés.

3. Barrio de Barranco

Denominado por propios y extraños: barrio bohemio.

A principios del s. XX era el destino veraniego de la clase alta limeña y en la década de 1960 el centro de la vida bohemia. Hoy en día está atestado de restaurantes y bares bulliciosos y sus bellas mansiones se han convertido en hoteles de todos los preciosos.

En la actualidad, lo que las turistas busca encontrar en el barrio de Barranco es el Puente de los Suspiros. Un estrecho puente de madera recién renovado y situado sobre una antigua escalera de piedra que lleva a la playa (más bien, te lleva a un “mirador” desde donde se divisa el mar y por el que puedes descender a la playa).

Puente de los Suspiros, Lima.
Puente de los Suspiros, Lima.

El puente ha inspirado muchas canciones folclóricas peruanas y lo frecuentan las parejas en sus primeras citas. A nosotras no tocó ver dos sesiones de fotos profesionales de niñas que estaban celebrando sus cumpleaños. Con maquilladora, peluquera y de más.

En el barrio de Barranco lo que te recomiendo es caminar, caminar y caminar. Así descubrirás urbanizaciones de casonas increíbles, plazoletas tranquilas e inspiradoras y la esencia de un barrio que está de moda (no sólo por la noche). Además, podrás hacer andando Barranco- Miraflores por el malecón “al lado del mar”.

4. Miraflores

Miraflores es el barrio turístico por excelencia. En él se encuentran –y abundan- todos los restaurantes, tiendas, locales nocturnos, hoteles… más chic de Lima.

Hotel_Lima
Hotel Miraflores, Lima

Aunque, si bien es cierto, no tienes que dejarte un riñón en una cena o una cama. Los precios en Miraflores se adaptan  todos los bolsillos. Para una primera vez en Lima, este es en el barrio que os aconsejo que os hospedéis. Nosotras estuvimos en el hostal The Place Miraflores y tan ricamente. Está en el meollo de todo, así que como campamento base es muy recomendable.

Lo más significativo de miraflores es el Parque del Amor y el centro comercial Larcomar.

Parque del Amor:

Lo primero que me vino a la mente cuando vi el Parque del Amor de Lima fue el Park Güell de Barcelona. ¿No pensáis lo mismo? ¿Por qué creéis que me recuerdan? Observar las fotos 1 minutos 😉

¡Por el trencadís! O lo que es lo mismo: tipo de aplicación ornamental del mosaico a partir de fragmentos cerámicos –básicamente azulejos- unidos con argamasa; muy habitual y característico en la arquitectura catalana. 

El parque del Amor, como no podía ser de otra forma, se inauguró el 14 de febrero de 1993. Se encuentra en el Malecón Cisneros en Miraflores, y fácilmente se puede llegar dando un bonito paseo y admirando la costa limeña.

Estatua "El beso"
Estatua “El beso”

Lo que hará que sepas que has llegado al Parque del Amor es la escultura “El Beso”, ya que su dimensión es considerable (12 metros de largo por 3 metros de alto). Y lo que ésta representa es a dos jóvenes enamorados y reclinados besándose. ¡El amor!

Larcomar:

Se trata de un exclusivo centro comercial que ha confrontado a la ciudadanía limeña, ya que Larcomar se edificó sobre el antiguo Parque Salazar. Un lugar muy característico y tradicional de la metrópoli. Además, la situación donde se encuentra, al borde de un acantilado, es susceptible a terremotos.

Parapente sobre Larcomar
Parapente sobre Larcomar

Sin embargo, y dejando las tragedias de lado, Larcomar le ha dado vida a la zona. Consta de tiendas, restaurantes, ocio, etc, que hace que los turistas, incluso sin querer, se acerquen.

Mi recomendación es que lo visitéis al atardecer. La vista que hay desde sus terrazas es extraordinaria para admirar el reflejo de la caída del sol en el océano Pacífico.


Museos en Lima

Centro Lima
Centro Lima

*No visitamos museos por cuestiones de tiempo. Sin embargo, sabemos que existe en Lima una amplia oferta cultural. Por ello, queremos dejar constancia, en este post, cuáles son los museos más recomendados de Lima:

1. Museo Larco. Es un poco de todo, me explico. En él podrás ver una colección mundial de arte precolombino, por otro lado, vasijas eróticas y, si lo deseas, disfrutarás disfrutar de una cena nocturna dentro del museo. Creo que aquí una no se aburre 😉

2. Fundación Museo Amano. Para acceder a esta fundación tienes que concertar una cita previa. Se trata de circuitos privados en donde admirarás tejidos y cerámicas de épocas pasadas.

3. Museo de Arte de Lima. Presenta una colección, abarcando 3.000 años de arte en el perú, desde la época precolombina hasta nuestros días.

4. Monasterio de San Francisco. Alberga catacumbas centenarias, textos anteriores a la conquista y asombrosos accesorios coloniales. (Aquí este nos quedamos con las ganas de entrar).

5. Museo Pedro de Osma. Aporta una visión de los tiempos coloniales en un bonito entorno, decorado con exclusivos cuadros de la escuela de Cuzco y reliquias del virreinato.

Apunte importantísimo!?

Encontrar nombres de calles en el centro de Lima puede ser una auténtica locura. Y es que muchas de las calles tienen carteles de azulejos con nombres que ya no se usan. Así que no des vueltas como tonta y vete guiándote, al menos son más fiables, por los carteles verdes.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

2 comentarios sobre “Lima no es peligrosa, es más bien fea ¡De un vistazo!

Deja un comentario