Vía-Crucis-Viviente-en-Balmaseda-7

Semana Santa a la vasca en Balmaseda

En fechas tan señaladas como es la Semana Santa, los viajes religiosos, por qué no, son los grandes protagonistas. Y no es que descubra nada nuevo, puesto que son muchas las que viajan durante todo el año a la Meca, al Mar Muerto o Jerusalem atraídas por las doctrinas que procesan.

En España, Andalucía y Castilla y León copan todo lo relativo al recuerdo de la muerte de Jesucristo. Sin embargo, hay localidades quizá menos mediatizadas que acogen representaciones tan espectaculares y válidas como las sevillanas, malagueñas, zamoranas o toledanas, entre otras.

Al ser vasca, he aquí mi guiño particular, me posiciono del lado de Balmaseda, municipio vizcaíno, y su afamado Vía Crucis.

*Vía crucis: diferentes etapas vividas por Jesús desde el momento que fue apresado hasta su crucifixión y sepultura.

Via Crucis de Balmaseda, ¿eso qué es lo que es?

Para no entrar de lleno con la historia, interesante donde las haya, y que no abandones el post antes de tiempo –comprendo que las palabras Semana Santa y procesión pueden ser soporíferas- echa un vistazo al vídeo, te aseguro que sorprende.

Aclaraciones antes de poner el grito en el cielo. Quién representa a Jesucristo, que no es un actor, sangra. Normalmente, las cuerdas con las que lo atan suelen estar muy tensas, y en consecuencia, hacerle heridas. Por otro lado, decir que los latigazos también son reales. De ahí, que en las imágenes aparezca ensangrentado. Lo que no es cierto, es que le claven las manos a la cruz. Lo recalco porque por internet lo he leído y en “corrillos vecinales” también lo he escuchado.

¡Ahora sí! Un poco de historia para contextualizar

El pasado oral, otorga el origen del Vía Crucis de Balmaseda, a las peregrinaciones de carácter penitencial que se realizaban en el siglo XVI al monte Kolitza, para pedir a San Roque (en la cumbre del monte se halla la ermita de San Sebastián y San Roque, una de las escasas construcciones románicas de Bizkaia) que liberase al pueblo de las pestes.

No obstante, la historia y la documentación dicen que el Vía Crucis nace en la segunda mitad del siglo XIX. Y lo hace junto a las procesiones tradicionales, las que van acompañadas de los míticos pasos de Semana Santa, con el objetivo de darle realismo a la representación de la Pasión de Jesús. 

Evoluciona tanto que en la actualidad son 650 personas las que se ven involucradas, bajo la organización de la Asociación Via Crucis de Balmaseda. Tanto es el entusiamo del pueblo vizcaíno que hay lista de espera para representar algún personaje durante las diferentes obras que se interpretan: la Última Cena, Juicio de Jesús ante los Sacerdotes del Sanhedrín, el ahorcamiento de Judas… No obstante, el papel más “cotizado” es el de Jesucristo. Para optar a él los requisitos son: ser varón, joven, que sea de manera voluntaria la participación –actúan gratuitamente- y ser vecino de Balmaseda.

Miles-personas-Via-Crucis-Balmaseda_TINIMA20130329_0193_5

Lo más llamativo

¡El realismo es extremo! Tanto que desde que pones un pie en Balmaseda te sumerges en una película. Incluso, lo pasas “mal” cuando las representaciones son nocturnas. “Resulta bastante impactante por el montaje de la luz, te introduce en los hechos sin necesidad de tener imaginación. Además, se aprecia la implicación, el esfuerzo y el interés del pueblo”, me cuenta Iker Urkidi, historiador bilbaíno, que se animó el pasado año a ver el Vía Crucis.

“Hay mucha gente, la localidad está a reventar. Así que de ante mano compra la entrada para ver las representaciones y te curas en salud”, añade Urkidi. Consejo sabio, sabiendo que el evento aglutina a unas 50.000 personas. No obstante, eres libre de ver las actuaciones gratis y/o pagando por un asiento. Los precios oscilan entre los 5 y 13 euros, dependiendo de la ubicación.

No importa tu creencia para reconocer una buena teatralización y disfrutar de ella. Además, desde el Vía Crucis de Balmaseda han creado el primer y único calendario interactivo sobre la Cuaresma. Una idea innovadora y original, entorno al acercamiento y entendimiento de la religión cristiana, que creo acertada. Aunque no comulgues con el cristianismo la curiosidad está ahí, y por primera vez, mediante dibujitos para niños, entiendo algo más sobre el significado de la Semana Santa y sus pasos.

Captura de pantalla 2016-03-06 a la(s) 22.03.05

*Post patrocinado

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

8 comentarios sobre “Semana Santa a la vasca en Balmaseda

  1. Wow parece toda una puesta en escena. La verdad es que la devoción a la Semana Santa en España me hace entender un poco más a la de México, aunque diferentes, se viven con mucha intensidad.

Deja un comentario