Pintxo-pote vasco

Pintxo-pote en Euskadi

Los vascos somos de tradiciones. Tenemos un montón, y nos gusta tanto presumir de ellas como disfrutarlas. Siempre hay un motivo para tomar unas cañas con amigas u organizar una comida. ¡A eso no nos gana nadie!

Por ese motivo al irme a vivir a Barcelona he notado un cambio. Siento que me falta algo los fines de semana. Y tras probar con varios planes alternativos al final siempre caigo en la cuenta que un buen pintxo-pote (o poteo a secas, beber sin pintxo) es un buen pintxo-pote ¡Para qué engañarnos!

Pinxtos con numero
Al pedir lo primero que te sirven es la bebida, y junto a ello te dan un papel con un número (indica que de un momento a otro dirán esa cifra y tendrás que recoger los pintxos que has pedido)

Intento explicárselo a mis amigas catalanas, madrileñas, chinas… pero nada. El plan de hacer pintxo-pote, que ahora en el barrio barcelonés de El Raval ha surgido una iniciativa similar, no cuaja. ¿Porqué? No lo sé, será cuestión de costumbres. Aunque la solución es bien sencilla. Pasar un fin de semana con una vasca en Euskadi y comprobarás que engancha.

Además es un buen momento para evadirte de toda la carga semanal y ver a tus amigas y conocidos. En realidad es una labor social. La cuestión es salir a la calle, y como en un banco sentada no te quedas, entras a un bar y un zurito (una caña pequeña) ya te tomas. Empiezas a juntarte con amigas y la conversación fluye sola. Te desahogas de todos los malos rollos con tu jefe, del agobio de los exámenes, de tu madre ¡qué pesada! continuamente te está venga a decir: ¿qué vas hacer con tu vida hija? o tema novios. Ahí el poteo se puede alargar hasta altas horas de la noche. Nos traen de cabeza, siempre hay alguna que ha discutido con él.

Al final cada una con sus cosas, es genial. “Si alguien nos viniera a analizar…”. Salen conversaciones de todo tipo. ¡El poteo es una verdadera terapia!

El poteo eibarrés, cañas y amigos
El poteo eibarrés es un buen momento para disfrutar de unas cañas entre amigos. Al revés de lo que sucede en otros puntos de la geografía española, en Euskadi permiten beber fuera de los bares.

Os animo a todos a que lo practiquéis. Ya tenéis el vídeo orientativo para comenzar, pero también hay algunas aplicaciones móviles que ayudan, como por ejemplo:

-https://play.google.com/store/apps/details?id=com.euskaldunona.appoteo&hl=es

Captura de pantalla 2014-01-16 a la(s) 13.42.00

¿Qué me decís? ¿Os gusta el plan? El fin de semana está a la vuelta de la esquina.

Miryam Tejada

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

12 comentarios sobre “Pintxo-pote en Euskadi

    • Es lo que nos gusta. Y es un placer poder hacerlo. Aunque también sabemos diferenciar cuando hay que trabajar y ser serios y cuando es día de diversión y fiesta.

    • Para que aprendáis como hay que hacerlo 😉 Aunque la principal razón es por si somos muchos para llevar bien la cuenta y no confundirnos a la hora de pedir (yo no lo he probado nunca)

  1. jajajjaj, bueno tus amigas madrileñas si lo tienen que entender jajaja, yo soy de Madrid y somos mucho de bar, de salir de cañas y tapeo (aunque en Madrid se esté perdiendo la buena costumbre de la tapa con la caña) cuando me fuí a vivir a Galicia me sentía como pez en el agua, porque igual son muy de salir a “unos viños” o “unas cañas” tapita, y a otro bar, pero aaayyy cuando me he trasladado a Valencia y posteriormente a Cataluña…. no, tienes razón no lo entienden, aquí se sale a cenar, y ya, pero no hay una “zona de vinos” donde hacer rondas, en Valencia además es que proponía vamos a tomarnos unas cañas, y al final todo el rato en el mismo bar, ni tapita ni pinchito ni ná.

    • jajajja vale, compruebo que no estoy loca 😉 Yo también propongo lo de ir de cañas, pero me pasa exactamente lo mismo: mismo bar y ni tapa, ni pintxo, ni nada de nada. En este sentido no me termino de adaptar, pero es lo que hay.

      Gracias por pasarte por el blog y comentar ¡Saludos y suerte!

Deja un comentario