Gastronomía tunecina

Gastronomía tunecina

Siempre me han dicho que es mejor comprarme un traje que invitarme a comer. Y parte de razón tienen porque nunca diré que no a una buena comida. También me han dicho la frase de: “Ay qué bien come la niña”. Y cuando la repetición es constante te lo terminas por creer. Hasta que la niña crece y descubre mundo, y con ello nuevas costumbres y recetas culinarias, con las que no me arreglo del todo bien. Por ello, antes de viajar a Túnez mis afirmaciones fueron:

–       ¡No voy a comer nada!

–       ¡Odio el sabor y el olor del curry!

–       ¡Las especias, las justas y necesarias!

–       ¡No me gustan los aderezos picantes en las carnes!

TÓPICOS

¡Sí, son tópicos, pero aún así el curry y el cuscus no me gustan! Aunque la cocina tunecina me sorprendió, es rica y utiliza gran variedad de alimentos locales. En sus recetas han quedado restos de los orígenes de los distintos pueblos que ocuparon el territorio tunecino como los franceses, bereberes, turcos o italianos.

El plato por excelencia, y ya bastante conocido en España, es el cuscus. Se elabora de cordero, pollo o pescado y llega a tener hasta unas 50 o 60 recetas diferentes. No obstante, el condimento principal es siempre sémola de trigo cocida al vapor en unos recipientes especiales llamados cuscuseras. Para aderezarlo es común añadir una salsa roja de chili picante, aceite de oliva y especias.

Aunque te voy a confesar que lo que realmente me salvó en las comidas y cenas fueron las ensaladas. Abundan, las puedes combinar con diferentes alimentos y con las altas temperaturas es lo que más apetece. Las ensaladas más demandadas son:

– Ensalada Mechouia: principalmente está elaborada con tomates y pimientos verdes asados. Pero hay quién añade aceitunas negras y atún. ¡Te lo dejo a tu elección!

– Omek Houria: se trata de una ensalada de zanahoria, aderezada con comino y un poco de picante.

– Ensalada tunecina: conocida y cocinada en todo el país. Los ingredientes que lleva son: pepino, tomate, pimiento y cebolla roja. ¡Facilísimo para hacer en casa! ¿Te animas?

ELECCIÓN DE LOS SEGUNDOS

No dudes en probar el pescado. Como buen país que limita con el mar Mediterráneo, la actividad pesquera tiene un lugar privilegiado en las mesas de los restaurantes, bares o casas particulares. Concretamente, te aconsejo que pruebes alguna receta de pescado en el sudeste de Túnez junto a la costa del Golfo de Gabes. Lo mismo sucede con la agricultura. Tienes diferentes carnes a elegir –cordero, pollo o camello entre otras, exceptuando la carne de cerdo y jabalí- preparadas tanto a la parrilla, como estofada o picada. Y casi siempre condimentada con alguna especia picante.

Otro de los platos estrella –o por lo menos para mí- es el brick de huevo. Se trata de envolver un huevo en pasta brick y freirlo a temperatura muy alta, de forma que se haga por fuera sin que se llege a cuajar el huevo por dentro. Y no solo me agrada por su sabor, también me gusta por su significado cultural. Tradicionalmente el brick de huevo se sirve cuando la familia del novio y la novia se conocen. Hay que fijarse en la forma que tiene el novio de comérselo, pues simboliza cómo el hombre tratará a su futura esposa. Supuestamente se debe comer con las manos y evitando derramar la yema del huevo.

Gastronomía tunecina, brick de huevo
El brick de huevo no solo es un plato riquísimo, también tiene un significado cultural
Y DE POSTRE…

Túnez es el país ideal para los golosos, ya que muchos postres árabes son muy dulces. Fundamentalmente se elaboran a base de miel y frutos secos como: almendras, pistachos, avellanas y dátiles.

Es en los dátiles donde quiero hacer hincapié porque me parece alucinante que reinen en el desierto retando al calor, al sol y al aire seco. Al año se producen más de 115.000 toneladas de dátiles. En total son cinco millones de palmeras datileras las que hay en el sur de Túnez. Quizá para nosotras es simplemente un fruto, pero realmente atesora virtudes medicinales, favorece el sueño y cura las úlceras. Además de ser un amuleto para los recién casados.

PARA BEBER

La bebida más popular es el té, en concreto, el té con menta y piñones. Después de una buena comida su aroma es muy apetecible. Y si quieres alguna bebida alcohólica la puedes encontrar en bares, restaurantes y hoteles de zonas turísticas.

Hay gran variedad de tés en Túnez
No dudes en probar el té con menta y piñones del Café des Nattes en Sidi Bou Said

Sunweb brinda a sus clientes, la posibilidad de degustar la auténtica comida tunecina en restaurantes locales y hoteles con bufé libre.

Te puedes interesar sobre Túnez:

Miryam Tejada

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

12 comentarios sobre “Gastronomía tunecina

  1. nooo como me compartes esto a las 11 Am con el hambre que tengo hoy a esta hora! 🙂 Muy cierto lo de los tópicos con la gastronomía, hasta que viajas… y especialmente a un país mas oriental… y a ver cuando aprendes y nos preparas unos Bricks de esos.. 🙂

    • Los sé preparar porque mi madre hace algo muy muy parecido, pero el huevo se me cuaja del todo y parece que está cocido, por lo que no me gusta tanto. ¡Aprenderé que para eso tengo un cocinero en casa! 😉

    • Los dulces arabes a mi también me empalagan, pero están tan ricos… son un vicio. Aunque para mí operación bikini empezaré a hacer ensaladas tunecinas 😉 Saludos

Deja un comentario