Sidi Bou Said, un pueblo pesquero al norte de Túnez

Túnez, ¿Volveré?

Cuando preguntas: ¿qué lugares de Túnez me recomiendas visitar? Y todas las sugerencias coinciden, es que ese lugar tiene algo especial. Aunque también te digo que Venecia me la recomendó todo el mundo y tampoco es que me sorprendiera tanto. Sin embargo, en esta ocasión tengo que darte la razón, Sidi Bou Said me encantó. Situada a pocos kilómetros de Túnez capital y de Cartago este pueblo pesquero se ha ganado su reconocimiento.

Sidi Bou Said, Túnez
Desde lo alto de la localidad tienes unas vistas privilegiadas al Mare Nostrum

Apenas estuvimos una hora callejeando y “cotilleando” en los patios interiores de las casas. Lo suficiente para imaginarnos como debió ser la localidad en tiempos donde apenas llegaban los turistas, pero a la que sí que se acercaban escritores, pintores y músicos del mundo para inspirarse. Y no es de extrañar, ya que las bellas calles uniformadas en blanco y azul y con las buganvillas bailando al son del viento, hacen las delicias de las cámaras fotográficas y de las retinas de los ojos más perspicaces. El carácter particular de la arquitectura está presente desde 1920 donde se estableció la actual gama cromática. Colores que llaman a la buena suerte y tonos que coinciden con los de otros municipios a orillas del mar Mediterráneo como es el caso de Míkonos en Grecia.

Sidi Bou Said, Túnez
Los lugareños se refugian en los patios sombríos de las casas para protegerse de las altas temperaturas.
Cementerio con vista al Mar Mediterráneo en Sidi Bou Said
El Corán dicta unas normas sobre los enterramientos: no pueden ser incinerados, porque de la tierra se han creado y a la tierra vuelven. No utilizan féretro y los cuerpos tienen que estar orientados hacia la Meca.

Al ser Sidi Bou Said tan especial, se trata de uno de los municipios más turísticos del país. Por la zona veranea gente notable. Aunque también hay quienes viven permanentemente, como el presidente de Túnez, Moncef Marzouki. Según te acercas a la localidad despuntan entre altos setos mansiones y casonas increíbles.

Si paseas por la calle principal te esperan galerías de arte y numerosas tiendas que venden antigüedades y productos de artesanía. Te intentarán vender de todo, así que saca tus artes de regateo para conseguir la mejor ganga.

Y no te vayas de la localidad costera sin antes haber realizado las 3 “obligaciones”:

1º Probar el té con menta y piñones que preparan en el Café des Nattes (café de las esteras). Recibe ese nombre porque el suelo es de esterillas y lo típico es descalzarte y andar a tus anchas.

Comer churros. ¿Qué español no los ha probado aún? En esta localidad los churros son redondos, como si de un dónut se tratara, y salteados igualmente con azúcar.

3º A la salida del pueblo hay una fuente de la que tienes que beber o refrescarte. Si cumples este cometido, la leyenda hará que vuelvas a visitar Sidi Bou Said.

Yo cumplí los 3 puntos 😉 ¿Volveré?

Sidi Bou Said, un pueblo pesquero al norte de Túnez
No noté un agobio masivo. Se podía pasear tranquilamente por las calles y fotografiar los rincones más especiales.
Sidi Bou Said, un pueblo pesquero al norte de Túnez
Te dejo un recuerdo: una postal de la calle principal del municipio, Habib Thameur

Te puede interesar de Túnez: 

Miryam Tejada

*Quiero dar las gracias a Sunweb por confiar en nosotros para realizar el tour 
organizado por Túnez. A los guías del viaje, tanto a Carlos como a Nabil. Y 
agradecer el trabajo realizado a los responsables de bcnTB que han hecho este y 
otros viajes posibles. ¡Uiss! Parezco una premiada de los Goya con el discurso. 
Así que, corto el rollo, pero atentos a próximos post sobre Túnez.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

10 comentarios sobre “Túnez, ¿Volveré?

Deja un comentario