Qué Wadi visitar en Omán [Pozas de agua cristalina]

Que lo que más me ha gustado de Omán son sus Wadi no es un misterio. A cualquiera con 40 grados a la sombra y 60% de humedad le muestras semejantes pozas de aguas cristalinas y se lanza al agua con los ojos cerrados. ¿O tú no lo harías?

wadi_bani_khalid_oman
Pozas en Omán

¡Vale! Después de flipar en colores con las fotos, paso a contarte qué es un wadi y dónde están. Estoy convencida que estás deseando poner un pie en ellos ahora mismo.

Un Wadi, ¿qué es? 

 Según Wikipedia, que todo lo sabe, “wadi es el término árabe y hebreo que tradicionalmente se refiere a un valle. En algunos casos puede referirse a un lecho de río seco que contiene agua solo durante los momentos de fuertes lluvias”. Es decir, en la época en la que nosotras estuvimos (de junio a septiembre).

Yo sinceramente lo definiría como: “la mejor vía de escape para sofocar las altas temperaturas del país, el parque de atracciones donde no dejas de sonreír y la mejor estampa para desmitificar que Omán sólo es desierto”.

wadi_bani_khalid_oman
Wadi Bani, Omán

Hay veces que la naturaleza puede ser muy caprichosa 🙂 

Wadi Bani Khalid y Wadi Shab son los que se llevan la fama y los más frecuentados. ¡Normal! A ellos es donde te aconsejo ir porque son realmente impresionantes.

Wadi Shab, el Wadi de los Wadi 

El WADI en mayúsculas. ¡Me encantó! No podía dejar de decirle a mi chico: “Iñaki, ¿te das cuenta dónde estamos?”. Y ahora que lo recuerdo, con una sonrisa de oreja a oreja, intentando describir lo que vieron mis ojos y no sé si voy a ser capaz de hacerlo.

wadiShab_oman
Wadi Shab, Omán

Para visitar Wadi Shab hay que dejar el coche bajo el puente de la autopista, cruzar en barca (1 OMR ida y vuelta) y tomar el sendero. Es ahí el inicio de toda una aventura.

wadi_shab
Viaje omán

Aquí quiero hacer un inciso para alertar a toda aquella que visite Wadi Shab:

¡Existe un camino que bordea el curso del río y te permite realizar la excursión sin complicaciones! 

Nosotras, como buenas vascas y cabezotas que somos, nos complicamos la vida. Al no ver el camino –tampoco sabíamos que existía y estábamos solas- cruzamos todas las pozas a nado. Al estilo Michael Phelps.

viaje_oman
Destino Omán

Y escalando un poco, para que engañarnos. Entre la primera y la segunda poza había una roca gigante rodeada de juncos asesinos y como no sabíamos como pasar al otro lado sin que alguna serpiente o bicho nos picase y/o nos dejásemos los dientes en Omán hicimos poses de yoga y entre una grieta pudimos pasar. Fue ahí donde entendí para qué sirve la operación bikini.

A todo esto, en varias pozas el baño está prohibido. 

¿Pensamos en plantarnos y dejar este paisaje? Iñaki sí, pensó que ya nos habían timado. Miryam no. Sabía que por algún lado llegaríamos (había leído varios post de Wadi Shab y todo el mundo llegaba hasta el final ¿Nosotras íbamos a ser menos?).

sendero_wadi_shab
Senderos Omán

La experiencia en Wadi Shab no nos la quita nadie. 

La experiencia es completa si llegas hasta la cascada. Es el final de Wadi Shab y aquí sí que tienes que llegar a nado sí o sí.

Según avanzas por el cañón parece que se termina en varias ocasiones y que no hay más detrás de rocas gigantes que te entorpecen el paso. Te sientes diminuta ante las montañas que te protegen, pero continúa. Te aseguro que llegas a dos pozas contiguas que te invitarán a que nades a través de ellas y bucees entre dos paredes (la cabeza entra de lado) para llegar a la cavidad de la cascada. ¡Impresionante!

Cascada_oman
Cascada, Omán

*En la cascada hay dos cuerdas por las que puedes trepar y acceder a otro wadi. Nosotras no lo hicimos, pues bastante teníamos con la aventura que os he narrado.

Siempre con valentía. En alguna poza sí que cubría, pero mayoritariamente haces pie. Además que el agua transparente y ese color turquesa que se potencia gracias a los rayos de sol te dan confianza para ver por donde nadas.

wadi_shab_oman
Wadi Shab, Omán

Fue a la vuelta cuando vimos a dos mexicanas caminar por el sendero acondicionado cuando nos dimos cuenta que habíamos hecho el tonto #alnatural.

Por cierto, se supone, por lo que he leído, que el recorrido es de hora y media. Y digo “se supone” porque nosotras tardamos como 3 horas. Aunque lo cierto es que no nos queríamos ir y estuvimos bañándonos tranquilamente.

**Varias de las fotos las sacó un francés que nos encontramos por el camino y llevaba una cámara resistente al agua. Merci.

¿Cómo llegar a Wadi Shab?

En la misma autopista de Sur a Muscat, o viceversa, está señalizado Wadi Shab. Se encuentra a escasos kilómetros de la población de Tiwi. Dejas el coche en el parking que hay bajo el puente y comienzas la aventura.

Wadi Bani Khalid, el wadi omaní 

wadi_bani_khalid_oman
Entrada Wadi Bani

 Wadi Bani Khalid es uno de los más famosos de la región de Al Sharqiyah en Omán. Es muy popular entre las familias omanís para disfrutar del fin de semana y hacer picnic.

Quizá para mi gusto, Wadi Bani Khalid, es el más artificial de los que visitamos. Más que nada porque la mano de la mujer se nota, pues consta de puentes, zonas recreativas, socorristas y un restaurante.

Aunque estos pequeños detalles no quitan que el paisaje sea flipante.

En lo que me tenéis que hacer caso es en no quedaros en la primera piscina que veáis, donde se encuentra el restaurante. El agua aquí es algo más turbia y las pozas de verdad están una vez te adentres en el cañón. Además, en las primeras piscinas tendrás que bañarte con ropa obligatoriamente.

wadi_bani_khalid_oman
Sendero Wadi Bani

Adéntrate por el cañón. Sigue el sendero que señalizaCAVE. Caminarás entre escaleras de piedra y rocas e irás viendo como se suceden pozas de diferentes tamaños y profundidades. Aquí sí, aquí el baño te lo permito 😉

wadi_bani_khalid_oman
Piscinas naturales, Omán
wadi_bani_khalid_oman
Pozas de agua, Omán

¿Cómo llegar a Wadi Bani Khalid?

Para llegar a Wadi Bani Khalid es necesario sortear una serpenteante carretera, subir un puerto de montaña y recorrer durante algunos kilómetros una incómoda –por sus baches- carreterucha. Aparcas en mitad de la nada, donde hay otros coches, y caminas -está señalizado- para llegar a la primera piscina.

Wadi Tiwi, el wadi sin agua 

En Wadi Tiwi nos llevamos un pequeño chasco porque o no había agua o no pusimos encontrarla. Quizá tendríamos que haber movido el culo y echar a andar, pero no sabíamos en qué dirección hacerlo.

wadi_tiwi_oman
Wadi Tiwi, Omán

Lo único que pudimos ver fueron las numerosas granjas y plantaciones que salpican el wadi y están adyacentes a la aldea de Mibam. Así que, a modo resumen, podríamos decir que Tiwi es mucho más verde que otros wadis.

¿Cómo llegar a Wadi Tiwi?

Está a escasos 3 kilómetros del popular Wadi Shab. De hecho, en la autopista que va de Muscat a Sur, o viceversa, indica la salida hacia la población que lleva su nombre, Tiwi.

SinkHole, la playa de interior de Omán 

Y de propina, ya que está a pocos kilómetros de Wadi Shab, te recomiendo que te acerques hasta SinkHole (o también llamado Sumidero de Bimmah).

No es tan espectacular como un wadi, pero un chapuzón de agua salada no te lo quita nadie. Además de poder hacer un poco el cabra y exhibir tus dotes de saltos al estilo bomba y de cabeza.

sinkhole_oman
Sinkhole Omán

Se trata de una playa de interior, de unos 40 metros de diámetro y bastantes de profundidad, en medio de la nada. A mí me recordó a la playa de Gulpiyuri en Asturias, pero la omaní a mayor distancia del mar.

Según las omanís SinkHole existe debido al impacto de un meteorito. 

sinkhole_oman
SinkHole, Omán

Sinkhole se encuentra dentro del Parque de Hawijat Najm. Es decir, no vas conduciendo por la carretera de Muscat a Sur y te das de bruces con ello. El parque tiene horario de apertura y cierre (08.00 a 20.00 horas, no apuréis el horario por si meto la pata) y dispone de vestuarios, zonas para hacer picnic y columpios para las peques.

¿Cómo llegar a Sinkhole? 

Está en la autopista sin peajes que va desde Sur a Muscat, o viceversa. Simplemente tenéis que salir en la salida que indica Hawijat Najm y seguir las indicaciones que conducen hasta Sinkhole.


wadi_bani_khalid_oman
Jabal Omán

 

Consejos prácticos para visitar wadi en Omán:

– Hay pececillos que te mordisquean los pies y te hacen un peeling. No hacen daño, pero la sensación no agrada a todo el mundo. Truco: sólo te incordian si vas descalza. Si llevas chancletas o sandalias de agua, por mucho que sean abiertas, no te dan el coñazo.

– Si estás de ruta por Omán y puedes visitar los wadi entre semana te lo aconsejo al 100%. Al estar tan cerca de la capital, Muscat, las omanís aprovechan el finde para ellas visitarlos. Así que suele estar petado de gente.

– Lleva chanclas cerradas. Nada de las de dedo porque ir con eso o descalza lo mismo dará. Hay mucha piedra y partes donde tendrás que “escalar”.

– Cuando te adentras en los wadi no hay vuelta atrás. Para disfrutar en condiciones de ellos tendrás que andar un ratillo, así que la crema solar será tu mejor aliada.

– El agua también será tu mejor aliada. Pero lo que sucede es que a los 10 minutos estará caliente. Así que en este punto no sabría qué recomendarte. Eso sí, si llevas botella de plástico no la abandones por el camino. Vimos botellas flotar en el agua, entre los juncos… daba pena la estampa.

– Si tenéis una GoPro este es el momento de sacarla a relucir. Lo cierto es que puedes cargar con tu súper cámara (no acuática), pero en Wadi Shab si quieres llegar hasta la cascada la tendrás que dejar escondida en algún rincón porque no hay un camino por tierra por donde llegar.

– Los wadi son aptos para todo el mundo, siempre y cuando tomes el sendero correcto.

pozas_oman
Viaje a Omán

– No es necesario saber nadar para visitarlos porque en muchas pozas no cubre más de la cintura. Es un puntazo porque así puedes disfrutar de baños en escenario espectaculares.

*Obviamente existen muchos más. De hecho, sería estupendo hacer un viaje a Omán sólo para recorrer sus wadi 🙂 Aunque hay que tener en cuenta la época apropiada, en los meses de junio a septiembre.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

4 comentarios sobre “Qué Wadi visitar en Omán [Pozas de agua cristalina]

    • Si puedes evitar viernes, sábado y domingo mejor. Pero cuando más gente acude son los sábados.

      y el tema bikini sí que está mal visto. Yo fui en bañador y a veces me metía también con camiseta. De hecho, en Wadi Bani Khalid me prohibieron bañarme en la primera piscina en bañador. Tenía que hacerlo con ropa o sino adentrarme en el cañón y bañarme en las pozas que están más “escondidas”.

      Saludos, y gracias por pasarte por aquí 🙂

Deja un comentario