Puente entre dos continentes:

Qué ver en la Península de Reykjanes (los alrededores del aeropuerto de Islandia)

Me hubiese gustado titular este post: “mi experiencia en la Laguna Azul de Islandia” (o algo por el estilo), pero por torpes y/o poco previsibles nos quedamos con las ganas de entrar y visitamos la Península de Reykjanes.

No sabíamos que teníamos que reservar la entrada a la Laguna Azul con antelación, así que nos presentamos allí y nuestra cara fue un poema cuando un chico nos dijo que el aforo estaba completo. ¡Genial…!

Al principio nos desilusionamos un poco, pues dejamos de entrar en la laguna del Norte para reservarnos y disfrutar, como colofón de la ruta por Islandia, en la Laguna Azul. (Secreto que confieso para que nos vayáis conociendo: a mí estas cosas me dan mucha rabia, pero lo supero con facilidad. Sin embargo Iñaki pasa momentos de cabreo importantes y cualquiera le aguanta hahaha).

Viaje s Islandia
Recordar siempre está al completo, así que reservar la entrada a la Laguna Azul con antelación.

Moraleja (consejo básico para tu viaje a Islandia): compra la entrada de la Laguna Azul de Islandia con, mucha, antelación.

Plan alternativo a la Laguna Azul en Islandia

Se nos torció el día, pero teníamos unas cuantas horas por delante antes de regresar a Barcelona y mirando al suelo no nos íbamos a quedar. Buscamos un plan B y visitamos los alrededores del aeropuerto de Islandia, la península de Reykjanes. No es que sean sorprendentes en comparación con el resto del país, ni imprescindible en tu viaje a Islandia, pero hay varias cosillas interesantes que puedes visitar cerca de Reykjavik.

*Este post está dedicado a todas aquellas personas que metieron y/o meterán la pata igual que nosotras y no sabrán que ver en los alrededores del aeropuerto de Islandia. Creo que os será de mucha utilidad, ya me contaréis. Además, para más inri, esto nos sucedió en domingo y todo estaba cerrado. ¡Estupendo! 

Área Geotérmica Reykjanes Islandia
Área geotérmica y de fondo el faro de Reykjanes en Islandia

Qué ver en la Península de Reykjanes en Islandia 

El aeropuerto de Islandia se denomina y se encuentra en Keflavik, en la península de Reykjanes. Está en el suroeste del país y esta zona se caracteriza por albergar una intensa actividad volcánica bajo su superficie, ya que es la unión de las placas Euroasiáticas y Americana. Por esa razón, visitamos numerosas fuentes termales y manantiales de azufre.

1.- Puente entre dos continentes:

guia-para-dar-la-vuelta-a-islandia-en-1-semana_puente-entre-dos-continentes
Viaje entre dos continentes, Islandia.

El puente entre dos continentes es el límite entre la placa Euroasiática y Americana. Está en continua separación, ya que se encuentra sobre un rift (una zona de extensión que experimenta procesos de distensión, fracturación y hundimiento).

En nuestra visita al puente entre dos continentes de Islandia no hicimos mucho el tonto porque este rift cada año presenta una separación de 2 centímetros. Ya nos quedamos sin entrar en la Laguna Azul como para hundirnos con el puente. De hecho, puedes andar por el rift, debajo del puente… ¡Allá cada uno!

El lugar realmente es feo, no tiene nada y no te voy a engañar. Incluso me dio pereza fotografiarlo , situación propiciado por el frío que hacía, pero no todos los días te encuentras en medio de dos placas continentales. El juego de: “ahora estoy en Europa”, “ahora estoy en América” y así sucesivamente hasta que te aburres.

2.- Planta de energía térmica:

Esta planta de energía geotérmica está de camino al Faro de Reykjanes y posee (o en su momento poseía) una exposición sobre la energía geotérmica. No entramos, no es un tema que nos apasione y creo que estaba cerrada. No obstante, yo lo dejo caer por aquí por si a alguna le interesa.

Pasamos de largo, aunque  lo hicimos a una velocidad muy reducida, pues lo que, verdaderamente, nos llamó la atención del lugar fue la imagen de abandono, soledad y miedo que emana. Es perfecta para alguna película de Saw. Seguro que si te raptan y te esconden aquí no te encuentra nadie.

3.- Faro de Reykjanes:

FaroReykjanes_islandia_adondequieraquevaya
Es un faro que se ve desde varios kilómetros de distancia.

Este faro fue el primero que se construyó en Islandia, concretamente en el año 1878. Sin embargo no siempre ha permanecido en el mismo lugar. En 1905 se derrumbó en el mar, a causa de un terremoto, y lo volvieron a construir. Pero esta vez lo edificaron sobre la colina Baejarfell (un nombre perfecto para recordarlo y pronunciarla hahaha).

Gracias a esta anécdota es el faro más famoso de Islandia. Además, la historia se engrandece porque tiene una altura de 26 metros y su señal luminosa alcanza los 69 metros por encima del nivel del mar.

4.- Eldey, la popular roca basáltica de alcatraces

Eldey es una roca basáltica de 77 metros que sobresale del mar 16 kilómetros, en la península de Reykjanes. Sin embargo, su mayor curiosidad es que posee la mayor colonia de alcatraces del mundo (una especie de pájaro).

Eldey está deshabitada y por medidas de protección, por las especies que en ella habitan y por los furtivos que acudían a la isla en busca de huevos, no se puede visitar. Eso sí, si quieres ver la isla de Eldey entra en su página web para saber lo que sucede en ella gracias a la retransmisión en streaming desde las 12PM hasta 4 PM.

Isla de Eldey Islandia
Atardecer sobre Eldey en Islandia

5.- Área Geotérmica de Gunnuhver

Justo al lado del faro de Reykjanes se encuentra el área Geotérmica de Gunnhver. Aquí si que parecía que estuviésemos en Marte, la Luna o yo que sé. Estaba chispeando y la soledad nos abrumó. Sólo se veía humo, y es que desde abril de 2008 se ha incrementado la cantidad de vapor y aguas calientes que cubren la zona, a causa de unas continuas erupciones.

Es sencillo visitar el área Geotermal de Gunnhver, pues existe un recorrido perfectamente señalizado y paneles explicativos que advierten de los posibles peligros.

6.- Campos de lava cubiertos de musgo

Alrededor de la Laguna Azul, si te fijas, hay extensos campos de lava cubiertos de musgo. Son comunes, entre otras zonas de Islandia, en la Península de Reykjanes y tienes que tocarlos. Mi madre siempre me dice: “Miryam, ¿tienes que tocarlo todo?” Pues si, y es que esta vez no me pude resistir porque son mulliditos y están empapados en agua. Al tacto son curiosos, así que no te resistas y a por ellos. ¿Serían una buena cama si estás sin alojamiento en Islandia?

#blogueroGold 2016 - adondequieraquevaya.com

Fue una maravilla visitar la Península de Reykjanes en Islandia, pues básicamente estábamos solas. Parecía que estábamos en otro planeta. Incluso cuando pasamos por la zona de la planta de energía geotérmica con tanto edificio futuristas y/o “abandonado” y humo daba miedito.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

Deja un comentario