Costa Nova

Las coloridas casas de Costa Nova, Portugal

Visitar la localidad de Costa Nova es alegrarte el día. Los palheiros son los responsables de que la costa Oeste de Portugal se tan conocida. Estas tradicionales construcciones, casas de madera a rayas blancas y de otro llamativo color (rojo, amarillo, azul, verde, etc), son el atractivo perfecto para que viajeros y turistas se acerquen hasta el lugar.

Incluso los más curiosos se dejan encandilar por las recomendaciones que siglos atrás dejaron plasmadas intelectuales y políticos que frecuentaban la zona, entre los que destaca el escritor José Maria Eça de Queirós.

Antiguamente, estas viviendas servían de refugio a las colonias de los pescadores, de almacén para guardar las herramientas de los quehaceres diarios y de cuadra para los animales que arrastraban las embarcaciones pesqueras hacia la playa.

A finales del siglo XIX, cuando se puso de moda de “ir a la playa”, los pescadores o lugareños vieron la oportunidad de alquilar sus palheiros en los meses de verano y así ganarse un dinerillo extra ¡Dicho y hecho! Acondicionaron las casas, las pintaron con colores vivos para dar una nota de color al Paseo Marítimo y animar el pueblo e hicieron que el turismo en Portugal incrementara.

Costa Nova, Portugal. Foto: adondequieraquevaya
Es una localidad de veraneo, pero no hay agobio de turistas como sucede con otros destinos

¡Aquí el que no corre vuela!

Costa Nova, Portugal. Foto: adondequieraquevaya
El viento al ser uno más en la playa, usan este invento para protegerse. Foto: Pedro Ribeiro

Este lugar tan especial y característico también está marcado por una larguísima playa y la bravura del mar Atlántico. ¡¡Cuidado!! Las olas vienen con fuerza y te pueden tirar [es lo que me sucedió a mí, y no fueron pocas las risas. Menos mal que no hay documentación gráfica…] Lo que sí ten por seguro es que al salir del agua tendrás todo el bañador lleno de arena. Pero al que anda le pasa, ¿no? A la playa se accede a través de caminos de gastados tablones de madera que mueren en la abundante arena. Una arena, que por razones climatológicas, está amontonada en grandes dunas.

Costa Nova, Portugal. Foto: adondequieraquevaya
Es “obligatorio” comer marisco y pescado. Nos decantamos por esta mariscada

Además la composición arquitectónica del municipio de Costa Nova es curiosa.  A un lado quedan las casas alegres (así las voy a denominar yo), con sus restaurantes donde sirven marisco y pescado rico y a buen precio, las tiendas típicas de souvenirs, la plaza del mercado donde te recomiendo que compres cucuruchos de percebes, quisquillas o caracolillos, a tu gusto, y al otro lado la ancha ría de Aveiro. Una Ría que se extiende por el interior paralelamente al océano Atlántico.

*Consejo: si estás de turismo en Oporto, visitar Costa Nova y Aveiro es una bonita excursión de un día, ya que son 90 km de distancia (1 hora en coche) lo que les separa 

Miryam Tejada

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

7 comentarios sobre “Las coloridas casas de Costa Nova, Portugal

  1. Precioso lugar, tomo buena nota para ir algún día porque me ha encantado.
    Nota: El parapeto para el viento lo usamos en Asturias también 😉
    Un saludo
    Carmen (Viajes y Rutas)

Deja un comentario