Llanes un municipio asturiano

Llanes, un escenario de película

Lo confieso, el Principado de Asturias me encanta. Y sé de lo que hablo porque han sido muchas las veces que lo he visitado. Pasé varias Semanas Santas en Unquera, un municipio cántabro, limítrofe con Asturias. Por ese motivo, a parte de visitar la provincia de Cantabria, hicimos excursiones a tierras asturianas: los lagos de Covadonga, Picos de Europa u Oviedo.

Cada vez que visito Asturias vuelvo con sensación de calma y bienestar. Y es que este territorio lo tiene todo: grandes montañas, pueblos rurales con encanto, preciosas playas, una gastronomía diez e infinidad de pequeños detalles más. Y lo curioso es que todo el mundo coincide con la misma percepción. Por ello, no me costó esfuerzo convencer a un par de amigas para disfrutar de unos días en Llanes. Sin duda el municipio más turístico de la provincia. En pleno agosto (cuando nosotras fuimos) estaba repleto de turistas. Sin embargo no fue un inconveniente ni agobio, al contrario, la localidad estaba ambientada y se respiraba alegría.

Historia reciente, indianos

Uno de los monumentos más característicos de Llanes, lo verás cuando pasees por el puerto, son los cubos multicolores, obra de Agustín Ibarrola. En estos bloques de hormigón se mezclan los elementos esenciales de la obra del artista con el pasado histórico-cultural de la villa. Y es que Llanes fue una localidad ya poblada en la época prehistórica. Prueba de ello son las cuevas localizadas por la zona. Este municipio asturiano ha vivido diversidad de períodos. Aunque su pasado reciente, está unido a todos aquellos llaniscos que tuvieron que emigrar a Cuba, México o en menor medida a Argentina. En épocas posteriores también pisaron suelo venezolano y en los años 50 y 60 sus destinos fueron Suiza y Alemania. Los indianos (triunfadores de la emigración americana, generalmente empresarios tabaqueros, textiles, de ultramarinos y los más ricos banqueros) son la clave para entender el pasado de la comarca y de todo el territorio asturiano. La huella ha quedado marcada en la arquitectura, ya que es común ver brillantes construcciones de palacetes y villas cuando pasas con el coche o paseas por algunas localidades. Las palmeras son el mayor distintivo de que un indiano ha vivido o vive ahí.

Municipio de Llanes, Asturias
El pintor bilbaíno Agustín Ibarrola, terminó en 2000 la primera fase de la obra de “Cubos de la Memoria“, ayudado por algunos artistas locales.

Nosotras fuimos en busca de: cercanía (tardamos en llegar unas 3 horas en coche desde Guipúzcoa), playas para nuestro merecido descanso vacacional, un camping calidad/precio bueno y… ¿buen tiempo? Sí, lo tuvimos. Siempre tienes la incertidumbre de cuando viajas al norte no saber el tiempo que hará. Pues bien, en esta ocasión tengo que decir que fue un auténtico lujo el tiempazo que nos hizo.

Las playas son de recalcar

La mayor parte del día lo ocupábamos visitando playas. Y es que Llanes cuenta con 56 km de costa.  Muchas de ellas han sido escenarios de películas como El Orfanato. Y son reconocidas con bandera azul. Pero lo que me llamó la atención fue que sabiendo la calidad de sus playas, gozando de su agua limpia, unos buenos accesos y un tiempo incomparable la mayoría no estaban saturadas de turistas. Podías pasear, jugar a palas, dormir la siesta etc y todo con plena calma. ¡Excelente decisión la nuestra!

Verano Llanes 2013
En el puerto de Llanes, disfrutando del verano y el buen tiempo

Y como curiosidades… 

1. Visitamos la playa más pequeña del mundo, Gulpiyuri. Solo puedes acceder a ella a pie. Cuenta con 40 metros de longitud, una anchura variable de 15 metros y su profundidad no alcanza más de un metro. Es una playa interior, ¡me explico! Se comunica con el mar a través de una cueva y dependiendo del oleaje la encuentras más llena o más vacía.

La playa más pequeña del mundo, Gulpiyuri
La playa más pequeña del mundo, Gulpiyuri. Fotografía cedida por Maialen Arrieta.

2. ¿Quién no conoce el himno “Asturias patria queridaaaa”? En algún momento de tu vida la has tarareado o entonado, seguro. Pues bien, tengo que decirte que no es originario de España, sino de Cuba. El compositor es Ignacio Piñeiro, un músico cubano que quiso homenajear a su padre inmigrante asturiano (lo que te he explicado antes de los indianos). Y es que además, los polacos también tienen algo que ver con el himno, ya que cuando el Papa Juan Pablo II visitó Asturias en el año 1989 comentó que el himno lo conocía, anteriormente ya lo había escuchado en su país, Polonia. La coincidencia probablemente esté en los mineros polacos que trabajaban en las minas de las cuencas del Caudal y Mieres.

¿Y tú has estado en Asturias? ¿Te ha gustado? ¡Cuéntame! 

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

8 comentarios sobre “Llanes, un escenario de película

  1. Me encanta Asturias, realmente es todo eso lo que describiste. Las dos veces que estuvimos era verano y no nos agobiamos para nada, todo lo contrario. No fuimos a las playas y a mi que me gustan tanto, eso no puede ser, creo que estaba esperando por este post y saber de la existencia de Gulpiyuri.

Deja un comentario