Canales_amsterdam

14 curiosidades de Amsterdam (de lo más variopintas)

De Amsterdam está todo escrito. A estas alturas no voy a descubrir América, así que el tema descriptivo de qué ver en Amsterdam lo encontraréis en otros blogs de viajes. Eso sí, no huyas de este antes de tiempo, pues las curiosidades que voy a mostrar prometen.

¡Quédate y descubramos juntas las 14 curiosidades de Amsterdam!

Lo interesante del post sobre el viaje a Amsterdam son las curiosidades que descubrí gracias a Sara (guía de BuendíaTours). Una cacereña súper simpática a la que apenas le gusta hablar 😉

Y es que creo que cuando decides realizar un tour guiado por Amsterdam o cualquier otra ciudad del mundo, más allá de la historia del lugar, lo divertido y lo que realmente recordarás a tu vuelta son las anécdotas y “chorradas” que te cuentan.

Casamaspequeña_amsterdam
Oude Kerk es el edificio más antiguo de Amsterdam

Así que vamos al grano. ¿Cuáles son las curiosidades de Amsterdam? ¿Qué nos llamó la atención de esta preciosa ciudad holandesa? Prometo que lo que voy a escribir en las siguientes líneas no me lo he inventado. Sé que algunas cosillas sonarán a chiste, pero está contrastado. Además un toque de humor nunca viene mal.

1.- ¿Cuáles son las medidas de la casa más pequeña de Amsterdam?

La casa más pequeña de Amsterdam tiene de ancho 1,20 metros y se encuentra en Singel 7. Aunque la casa tiene truco, ya que lo que vemos a simple vista de ella, es la trasera, la fachada frontal es mucho más ancha.

De todas formas, que no te extrañe ver casas estrechas, pues en la Edad de Oro Holandesa el impuesto sobre los inmuebles se calculaba a partir del ancho de la fachada de los edificios. Y la pela es la pela.

2.- ¿Por qué las casas de Amsterdam están torcidas?

canales_bicis_amsterdam

Tal y como acabo de mencionar, debido al alto precio del suelo en Amsterdam, se edificaban casas estrechas y alargadas, con sus correspondientes pequeñas y empinadas escaleras. En la época de los comerciantes se percataron que era inviable meter la mercancía por esas diminutas escaleras (imagínate un sofá y/o un armario empotrado), así que para subsanar el problema instalaron en la parte superior de las construcciones una especie de ganchos para colocar poleas y poder levantar la mercancía e introducirla en casa.

Para hacer toda esta maniobra y no dañar la fachada de las casas –punto imprescindible después de todo el dineral que cuestan- se construyeron ligeramente inclinadas hacia delante. Es decir, no se están cayendo, ¿o sí?

3.- Amsterdam, la ciudad del número tres

No sé si es una obsesión, un presentimiento, fe, moda o qué, pero en Amsterdam el número tres está muy presente. Y es que por todas partes hay dibujadas tres X que forman parte del escudo y bandera de la ciudad. El origen de estas tres cruces no está claro, pero para resolver el enigma hay tres teorías (ya digo que están obsesionadas con este número):

  • Simbolizan los tres principales males que azotaron a la ciudad desde su nacimiento: inundaciones, incendios y peste.
  • Simbolizan los 3 valores con los que la Reina Guillermina denominó a la ciudad: valor, determinación y misericordia.
  • Simboliza a San Andrés, uno de los apóstoles y patrón de Amsterdam, que murió en una cruz con forma de X.

Ahora que cada una elija la teoría que más le convenza y lo asocie.

esquis_simbolo_amsterdam
La bandera de Amsterdam con las tres X

4.- ¿Dónde orinar en Amsterdam?

Por la ciudad veréis bastantes urinarios públicos (gratuitos) para hombres. Sin embargo, las mujeres tenemos que pagar por hacer pipi, pero no en todos los sitios. Hay un lugar llamado Bijenkorf, además de lujoso, donde orinar es gratuito –aplausos-.

Se trata de uno de los centros comerciales más importantes de Amsterdam. Comenzó como una pequeña mercería en 1870 y ha terminado convirtiéndose en uno de los principales atractivos de la Plaza Dam de Amsterdam. El baño está en la última planta, junto al restaurante, y como ya he dicho puedes utilizarlo libremente. Eso sí, como quieras comprar algo y llevarlo en una bolsita que ponga Bijenkorf, la broma te sale por unos 40 euros. Es el precio del postureo.

5.- Incendios en Amsterdam

Casamadera_amsterdam
Una de las pocas casas de madera que siguen en pie

Desde el incendio de 1618 en Amsterdam se prohibió la construcción de casas de madera en la ciudad. De hecho, solo hay dos casa de madera en pie, siendo la más antigua (se cree que es de 1420) la que se encuentra en el patio interior de Begijnhof.

6.- Begijnhof, el patio secreto de Amsterdam

A poca distancia de la céntrica plaza Spui se encuentra Begijnhof, un conjunto de preciosas casas fundadas en 1346 para acoger una hermandad femenina católica laica: las beguinas.

Al cruzar la puerta de este “patio” parece como si te trasladases a otra localización, pues el bullicio de la gran ciudad desaparece y el silencio es el protagonista. Al entrar es como si estuvieras molestando, por mucho que no hables o te limites a bajar la voz hasta apenas oírte. Es un verdadero placer tener este remando de paz en plena urbe.

Un patio similar vi en Brujas, y he de decir que me gustó más. Pero no está de más acercarse hasta aquí y entrar. De hecho, hay una capilla que se puede visitar y su historia no deja indiferente a nadie. Fue la primera iglesia clandestina de Amsterdam. Ahí es nada.

El patio
Begijnhof, el patio secreto de Amsterdam

7.- Vivir en los canales, casas flotantes y barcos

En la actualidad, Amsterdam tiene 2.500 licencias de casas flotantes y barco. Además, recientemente, ha sacado una ley en la que exige, a este tipo de viviendas, estar conectadas al alcantarillado de la ciudad. Algo lógico para mantener saludable la capital holandesa.

casa_barco_amsterdam
Casa barco de Amsterdam

8.- La atracción turística de Amsterdam, los canales

Los canales tienen 3 metros de profundidad y se limpian 1 vez cada dos meses. Cuando realizan esta limpieza, a fondo, encuentran tooodo lo que te puedas imaginar. En 2015, por ejemplo, hallaron 60 cadáveres. ¿Y sabéis que es lo primero que hacen cuando los “rescatan”? Mirar si la bragueta la tenían subida o bajada (en el caso de los varones), pues muchos caen al canal cuando se disponen a orinar y van un pelín tocados. Por esta razón, y para salvaguardar vidas, hay tanto y tanto meaderos públicos para el género masculino.

¿Pero qué sucede con las féminas? 250 mujeres al no disponer de meaderos (hace ya varios años) reivindicaron esta discriminación realizando: LA GRAN MEADA. A raíz de esta protesta se instalaron meaderos femeninos por la ciudad, pero enseguida se invadieron de yonkis, hubo violaciones, etc y se cerraron definitivamente. He ahí que tienes que ir a orinar a Bijenkorf.

Mercado de flores de Amsterdam
Mercado de flores de Amsterdam

9.- Drogas, sexo y rock&roll en Amsterdam

Tema drogas en Amsterdam, el tema recurrente en la ciudad. Las drogas están toleradas. Lo que está prohibido y penado es traficar con ellas. ¿Cómo llegan al coffee shops? “Es un misterio” que ahí lo dejo, podéis empezar a imaginar 😉

Coffee shop. Los coffee shops, hay dos tipos: en los que se vende alcohol y en los que se venden drogas. Consumir todo a la vez es imposible, así que en tus manos está por el coffee shop que te decantas. También he de decir que no son nada del otro mundo este tipo de establecimientos. De hecho, es lo más absurdo que he visto para una persona, como yo, que no fuma ni consume drogas. Eso sí, entramos (parece que si vas a Amsterdam y no entras en un coffee shop no has estado) y ahí que nos pusimos a fumar, para hacer el tonto, básicamente.

Yo no soy experta en drogas, ni nada por el estilo, pero la guía nos comentó que es mejor fumarse un porro que comerte una magdalena de “María”. Si te comes la magdalena y no fumas la María, ésta va directamente a la sangre –y la cosa se complica-. No sé, ahí lo dejo.

11.- Los escaparates del barrio rojo de Amsterdam

El otro tema de Amsterdam, la prostitución. Se legalizó en el año 2.000 y los requisitos para ejercerla son: ser mayor de 21 años, residir legalmente en los Países Bajos y estar dada de alta en la seguridad social (ser autónoma en Holanda no es lo mismo que en España, aquí este tema es un escándalo).

BarrioRojo_amsterdam
El Barrio Rojo de Amsteradm está situado en el corazón de la ciudad

12.- El tren Nº8

Las holandesas son muy respetuosas, y por ese motivo no hay ninguna línea de tren con el número 8. Y es que el tren número 8 era el que trasladaba a los judíos a la estación Central de Amsterdam para repartirlos en otros trenes y ser llevados a campos de concentración.

13.- El coco españoholandés navideño – WHAT??? 

Sé que no me vais a creer con este último punto, pero es totalmente cierto:

“Las madres holandesas les dicen a sus niñas: ¡Duérmete niña, que viene el Duque de Alba! (en vez de que viene el Coco)”

Cuando me lo contó Sara, la guía, no pude contener la risa. Nunca hubiera pensado que “asustan” a las niñas holandesas con el Duque de Alba. Es cuanto menos pintoresco. Pero aquí no acaba la historia, pues el 5 de diciembre (la noche de Reyes) las niñas se acuestan pensando que San Nicolás –su Santa Klaus- viene de España.

El razonamiento no sé si es muy convincente, pero ahí va: es lógico que para nosotras Santa venga del Polo Norte, Laponia, etc de lugares fríos, pues vivimos en un país con un clima Mediterráneo. Sin embargo, las holandesas (belgas, suecas, alemanas, etc) que pasan frío y tres cuartas partes del año hace mal tiempo, lo que deseaban y les apetecía en fiestas es el buen clima. De hecho, Santa tiene una residencia fija en Valencia hahaha y utiliza el puerto de Alicante para salir hacia Holanda.

Así que, sea como fuere, fraguó esta tradición de que San Nicolás vive en España y así se ha quedado. Sí que es cierto que la quisieron erradicar, por la referencias católicas que tiene, pero no lo lograron.

14.- Las galletas no-oficiales de Amsterdam

Al lado de la plaza Spui hay una tienda, enana con un mostrador y un horno, donde hacen las mejores galletas de chocolate que has probado en tu vida. ¡Van Stapele Koekmakerij! Y no, no son las típicas Stroopwafel que traes como souvenir a tus familiares y amigas. Es como si fuera un brownie con chocolate blanco derretido en su interior y calentito, pues las hacen al momento.

De verdad, que estoy escribiendo estas líneas y se me hace la boca agua. Son carillas porque cada galleta cuesta un 1,60 creo, pero merece mucho la pena. Eso sí, te comes una y ya estás llena.

*Recomendación: para un primer contacto con la ciudad es que hagáis algunos de los *free tours que varias empresas ofertan. Es una manera fácil y cómoda de conocer los principales atractivos.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

Deja un comentario