viaje_biblos

Cómo ir del aeropuerto de Beirut al centro de la ciudad

No acostumbro a escribir este tipo de post “cómo ir del aeropuerto de Beirut al centro de la ciudad”, ya que en todas las ciudades europeas existe un autobús o un tren que te deja, más o menos, cerca del centro.

Pero sabiendo que la información sobre Líbano escasea, he creído oportuno contaros “cómo ir del aeropuerto de Beirut al centro de la ciudad y NO SER TIMADAS”.

Punto 1. La lucha wifi

En cuanto aterrices en Líbano notarás que internet va como una castaña. Situación a la que te tendrás que acostumbrar porque la conexión va faltal en todo el país.

La idea de pedir un Uber en Beirut es misión imposible.

Lo que te ofrece el Aeropuerto Internacional Rafic Hariri es media hora de conexión gratuita. Esto se traduce, entre ponte bien y estate quieta, a 20 minutos. Avisas a la familia de tu llegada, con suerte abres alguna app (las viciadas a instagram lo pasaréis mal) y poco más.

Beirut, Líbano
Beirut, Líbano

Punto 2. La manada taxista

Cuando aterrizas en Beirut, obviamente, llegas a llegadas (sé que no he descubierto el mundo, pero es una gran matiz para esta rocambolesca historia).

En la puerta te estará esperando una manada de hombres compinchados para soplarte 60 dólares a cada una en taxi.

Parecían gallos de pelea hablando con nosotras. Altivos y chulescos. Incluso cuando les dijimos que ni de coña nos íbamos a dejar timar, desde la distancia nos “desafiaban” a modo: ya volveréis con el rabo entre las piernas, guapas.

Viaje chicas, Beirut
Viaje chicas, Líbano

El aeropuerto machista

Lo que no sabía la manada es que viajamos cinco tías de armas tomar y que no nos achantamos por un contratiempo. Así que, pasamos al plan B para ir del aeropuerto de Beirut al centro de la ciudad.

Punto 3. Donde va Vicente va la gente

La solución era encontrar un autobús, pero ¿dónde? ¡En la puerta de SALIDAS!

Ahí está el autobús que te lleva del aeropuerto de Beirut al centro de la ciudad por 15.000 libras libanesas (8 euros cada una).

Tan sólo tienes que subir unas escaleras mecánicas y esperar a que aparezca una furgoneta. El aeropuerto de Beirut es pequeño, así que no hay pérdida.

En el aeropuerto de Beirut no esperes el típico autobús grande con un rótulo de alguna empresa que le esponsoriza.

Autobús, Líbano
Autobús, Líbano

Pregunta, pregunta y pregunta, no te cortes. Hay mucho militar para ayudarte. Incluso te indican el vehículo al que tienes que subir porque es una furgoneta de un particular.

*Esta solución que ahora comparto para que no os timen, la supimos a raíz de preguntar a un turco que viajó con nosotras en el avión. De ahí que una de mis frases preferidas sea “preguntando se llega a Roma”. Nosotras llegamos a casa.

Punto 4. Self service furgonetero

carretera_Líbano
Beirut, Líbano

En el autobús/furgoneta entran 12 personas apiñadas y cada cuál elige dónde bajarse. Es decir, no hay una parada común. Tu pagas 8 euros y te llevan hasta la puerta del hotel donde te alojes.

Antes de partir cada una indica su dirección y es la conductora quién se hace una ruta mental y va avisando a las pasajeras de sus paradas. ¡Un chollo!

Atención porque la conductora no tiene GPS y las calles en Beirut son bastante liosas. Así que para no liarla, anota el punto exacto del hotel en Google Maps y descárgatelo para utilizarlo sin necesidad de internet.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

Deja un comentario