cascada-oxararfoss-en-islandia

Barra libre de cascadas en Islandia

Si algo hay en Islandia son cascadas: pequeñas, grandes, alargadas, anchas, abundantes, escondidas, accesibles… la larga lista suma y sigue.

Estos accidentes geográficos, probablemente y con permiso de los cráteres y glaciares, son los más sorprendentes de la mayor isla volcánica del mundo, Islandia.

La abundancia de cascadas en Islandia

Así como en Tailandia nos dedicamos a visitar templos, en Islandia nos decantamos por visitar cascadas. Como ves cada país muestra su mejor cara y particularidad. Sí que es cierto que llevábamos una lista con las cascadas más bonitas de Islandia, pero a medida que avanzábamos por la carretera o nos desviamos encontrábamos alguna aún más sorprendente que las anotadas.

*Consejo: déjate llevar. No hay rutas que valgan, el propio país te examinará y te guiará para mostrarte su belleza.

cascada-islandia-seljalandsfoss
Cascada Seljalandsfoss

No es extraño que abunden las cascadas en Islandia. Hay quién apuntan que atesora unos mil saltos de agua en los 130.000 km que tiene el país. La abundancia del agua, en una zona con el clima subpolar oceánico y repleto de enormes glaciares, provoca un gran número de precipitaciones y nieve que el agua de alguna forma y lado tiene que salir.

De hecho, hay tantas cascadas que muchas están sin nombre. ¡Tranquilidad! Ya estoy yo aquí para bautizarlas. Además, me he tomado la licencia de cambiarles el nombre, ya que en islandés son muy complicadas de pronunciar y/o recordar.

Visita las cascadas de Islandia sin ser montañera

 Lo mejor de toda esta historia es que no hace falta ser alpinista o andar infinitos kilómetros para descubrir las mejores cascadas de Islandia. En su mayoría, las más increíbles (tampoco he hecho trekkings para descubrir otras), están a pie de carretera. Muchas, incluso, en la famosa ruta “Ring Road”, la que da la vuelta a toda la isla.

Soy incapaz de hacer un ranking de las mejores cascadas de Islandia, pues me parece una tontería. Cada una tiene algo que te cautivará. La nitidez con las que las conservo en mi memoria es sorprendente. Puedo regresar una y otra vez a ellas y reconocerlas fácilmente. Por ello, con este post tan sólo pretendo mostrarte las cascadas que yo visité y la sensación que tuve al estar frente a ellas.

Las cascadas de Islandia 

*Apunte técnico: si te fijas en los nombres de las cascadas que aparecen en el post casi todos terminan en –foss, palabreja que significa cascada en islandés. Y, como no, cada una tiene un significado especial, sólo que todos no me sé.

Oxarárfoss, ¿parada obligatoria?

oxararfoss-la-cascada-del-rio-oxara-copia

En nuestra ruta por Islandia fue la primera cascadas que visitamos. Es la típica porque se encuentra dentro del Círculo de Oro y, concretamente, en el Parque Nacional de Thingvellir. Quizá sea la que menos me sorprendió/gustó.

Llegar hasta ella es muy sencillo, ya que está cerca del aparcamiento del parque y hay paneles informativos y señales que te indican el camino. Dedícale unos minutillos y ponte en marcha, hay cascadas más impresionantes esperándote.

Gullfoss, la seductora

Cascada Gullfoss
El caudal medio es de 140 metros cúbicos por segundo en verano y 80 en invierno

Puff, ¿y que digo yo ahora de Gullfoss? Es espectacular. En cuanto te asomas y la ves te vuelves diminuta, los ojos ni pestañean y alucinas con el sonido que emana. Intentas sacar fotos y capturar su belleza, pero es imposible. Tienes que estar ahí para creer que algo tan alucinante exista de verdad.

No es mí preferida, pero sí la que más me sorprendió. De hecho, mi “ilusión” es volver a Islandia en cada estación del año y ver a Gullfoss en invierno, por ejemplo, congelada. O en primavera en pleno deshielo (nosotros estuvimos en octubre).

Gullfoss, cascada de Islandia
Gulfoss fue alquilada a inversores para generar electricidad. Ahora, y menos mal, está protegida por el estado.

Gullfoss es parte de la ruta turística del Círculo de Oro. Se encuentra a una hora y media de la capital islandesa, Reykiavik, y el goteo de turistas es constante. Por ello, el entorno está adaptado. Consta de: restaurante, aparcamiento, baños, tiendas, wifi, etc Además, para visitar la cascada lo puedes hacer por dos caminos diferentes: uno es para ver la cascada desde arriba y el otro para ver la cascada de tu a tu. No elijas, pues fácilmente puedes realizar ambas opciones.

Urridafoss, la solitaria

Creo que Urridafoss es una cascada poco visita en Islandia, o esa es la sensación que me dio. Tan sólo paró un autobús con japonesas. Se bajaron, tomaron una foto y carretera y manta. Situación ideal para nosotras, pues pudimos visitarla en soledad.

cascada-urridafoss-islandia1

Está situada en el suroeste del país y echarle un ojo no está de más. De hecho, su historia es curiosa, ya que quisieron construirla en una planta eléctrica. No sucedió, pero ahora vuelve el debate. Se planea edificar centrales hidroeléctricas en los alrededores y sus vecinos temen que la cascada desaparezca.

No sé lo que finalmente sucederá, pero lo que tengo claro es que fue un placer tomarnos un tiempo para disfrutar de la tranquilidad de la zona. *Nos la chivó el de la oficina de turismo de Selfoss, así que, desde aquí, gracias.

Seljalandsfoss o escándalo

Es la CASCADA, con todas sus letras. Aparcas, sales del coche y alucinas en colores. Es inevitables dejar de emitir palabras sueltas: increíble, espectacular, flipa, pasote…

Cascadas Islandia

Pero esta sensación de: “ya lo he visto todo en la vida” se acrecienta cuando ves la cascada desde dentro. Sí, en Escándalo, como yo la he bautizado, tienes la oportunidad de pasar justo por detrás de la cascada. Una experiencia brutal en la que tu y la naturaleza sois las protagonistas.

seljalandsfoss-cascada-islandia
Desde dentro

Con el acceso al interior de la cascada cuidado, pues las rocas resbalan y puedes hacerte daño. Mi recomendación, que yo no lo hice, es agenciarte un impermeable porque te mojarás. Aunque, te aseguro, que teniendo a Escándalo delante te dará igual el pelo, si estás mojada o que el mundo lo gobierne la ultraderecha (bueno, tampoco nos pasemos).

Está en el sur de Islandia, entre la localidad de Selfoss y la cascada Skógafoss, y no creo que te la pases de largo porque se ve desde la carretera Nº1. Te digo yo que paras sí o sí.

La cascada vecina

Junto a Seljalandsfoss, a cinco minutos y siguiendo un sendero que no tiene pérdida, te toparás con dos cascadas alucinantes. Eso sí, saca tu lado más curioso, ya que te tendrás que “adentrar” entre los recovecos que forma la montaña y mojar un poco los pies. Te digo que la recompensa merece la pena, así que no me seas ñoña. 14596832_1597722607199884_6378177355415814144_n

Es mi cascada favorita 🙂 Simplemente, por estar en el interior de la montaña, por la curiosidad y las ganas que desprende desde fuera y por la magia que el entorno emana.

Dicen que las islandesas creen en duendes y elfos, ¿no? Visto este rincón islandés yo también lo creo. La imaginación es infinita y recrear un mundo de fantasía aquí no es nada complicado. Además, puedo asegurar que si yo fuese un “ser extraño” me encantaría vivir en un paraje como este. ¿Quién está conmigo? 

Skogafoss, la cascada rompe cuellos

¡Otra! No sé por donde empezar a describirla…

cascadas-islandia

Skógafoss se precipita desde una altura de 62 metros y consta de una anchura de 25 metros. En la foto quizá no se aprecia su magnitud, pero estar frente a ella estremece. De hecho, al no haber construcciones a su alrededor se ve desde varios kilómetros de distancia.

Puedes acercarte hasta los pies de la cascada y sentir la nube de agua en suspensión que se forma a su alrededor. Además, para visualizarla desde todos sus ángulos, tienes la opción de subir al mirador. Son varias las escaleras que hay hasta llegar a la cima, pero merece la pena. El valle que te recibirá en “las alturas” es espectacular. Me quedé con ganas de adentrarme en él y animarme con un trekking. No me quería ir 🙁

cascada-islandia-skogafoss
El valle que te encontrarás una vez estés en el mirador de la cascada

Skógafoss está situada en el sur de Islandia, cerca del pueblo de Vík. Y, por supuesto, esta sí que es una parada obligatoria. Diría más, haz noche en el albergue u hotel que hay en la misma localidad y levántate pronto. De esta manera, podrás visitar Skógafoss y hacer fotos sin gente. No teníamos previsto hacerlo así, pero fue un puntazo que recomendamos.

Como en la mayoría de cascadas, Skógafoss, también cuenta con su particular leyenda. Dicen que tras la cortina hay oculto un tesoro que dejó un vikingo llamado Þrasi Þórólfsson. ¿Será verdad?

Foss á Síðu, la que estaba ahí

Estaba ahí, al borde de la carretera Nº1, nos llamó y tuvimos que parar. De nuevo, estábamos solos contemplando una de las cascadas más afamadas del sur de Islandia.

Cascadas Islandia

Una cadena no permite acercarte hasta ella, pero desde la distancia puedes apreciar como el río fosa cae por un acantilado de basalto y termina 30 metros más abajo antes de continuar su camino hacia el océano Atlántico.

Si ves que en tu viaje a Islandia no la encuentras, no te alarmes. Es debido a que su corriente no es muy fuerte y puede que en invierno no lleve agua.

La cascada sin nombre

Conduciendo por Islandia te dan ganas de parar en todas partes. Pero, obviamente, el tiempo es el que es y es imposible detenerte a cada paso. Sin embargo, nos entró por el ojo un valle precioso y decidimos curiosearlo. Ahora bien, no me preguntes donde era (noreste), ni como se llamaba, ni nada de nada, porque no lo sé.

cascada-sin-nombre-en-islandia

Estábamos solos ante un paisaje inmenso y alucinante. Parecía que las montañas te iban a raptar y el cielo se iba a romper. Nos mirábamos emocionados por haber encontrado nuestro tesoro. Sin decir una palabra decidimos andar río arriba hasta que nos topamos con una cascada.

Iñaki fue por arriba y yo por abajo. El agua que provenía de las montañas no abundaba, así que podías meterte en el río y comprobar que tras la cortina de agua había una “cueva”. Decidimos no seguir inspeccionando el valle porque se estaba haciendo de noche, no sabíamos el camino exacto y una tormenta se avecinaba. ¡Volveremos a nuestra cascada, privada! 😉

Godafoss, little Gulfoss

No la teníamos en la lista y apareció en el norte del país. Como te digo, muchas cascadas están a pie de la Ring Road, así que es irremediable no parar. Incluso, cuando ves varios coches parados es porque Islandia, de nuevo, quiere mostrarte algo.

Godafoss, que en islandés significa cascada de los dioses, se parece, o por lo menos esa fue mí percepción, a Gullfoss. ¿No crees? También nos encantó.

godafoss cascada Islandia

Las aguas del río Skjálfandafljót caen desde una altura de doce metros. ¡Espectacular! Puedes recorrer el curso del agua por sus dos vertientes y llegar hasta los dos miradores preparados para la ocasión. De esta manera, podrás ver de cerca el imponente salto de agua.

Hraunfossar y Barnafoss, dos en uno

Para llegar hasta Hraunfossar tienes que desviarte (occidente de Islandia), pero su visita merece la pena.

No es un salto de agua como tal, pues son varias cascadas que se suceden y conforman un paisaje de agua y roca sorprendente. De hecho, el agua parece que surge del campo de lava de Hallmundarhraun. Un campo lávico que se originó tras la erupción de los volcanes que se encontraban debajo del glaciar Langjokull.

Hraunfossar, cascada

Como referencia para llegar hasta Hraunfossar toma el bonito pueblo de Reykholt. Hay un museo, así que sí estás perdida puedes preguntar 😉


*Debo pedir disculpas. Soy consciente de mi escaso vocabulario en este post. Sé que apenas he variado de adjetivos: pasada, alucinantes, maravillosa, espectacular… pero, ¿alguien me puede decir de qué otra manera se pueden describir a estas cascadas? De verdad, que cada vez que recuerdo el viaje a Islandia se me encoge el estómago y me da por mirar vuelos a Islandia. Quizá lo podría haber escrito mejor, pero así queda.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

2 comentarios sobre “Barra libre de cascadas en Islandia

Deja un comentario