Entrada_Baalbeck

Baalbeck, ruinas libanesas construidas por extraterrestres

A escasos kilómetros de la frontera con Siria se encuentran las ruinas de Baalbeck (Líbano), conocidas popularmente por los misterios que esconden. Y es que nadie ha sido capaz de dar una explicación fehaciente sobre quién, cuándo o por qué construyeron esta ciudad libanesa.

Lo cierto es que las ruinas de Baalbeck existen, allí estuvimos, y en ellas comprobamos que hay piedras de más de 1.000 toneladas perfectamente cortadas y ensambladas. Por lo que la pregunta de rigor es:

¿Cómo narices han llegado esas piedras hasta ahí sin ayuda de los avances tecnológicos de los que disponemos hoy en día?

turismo_baalbeck
Ruinas Baalbeck, Líbano

Vale que a lo largo de la historia griegos, romanos o egipcios (los “bloques misteriosos” son 200 veces más pesados que las pirámides que pesan 60 toneladas) han creado grandes construcciones con pocos medios, pero ninguno igual al de Baalbeck.

Se supone, la versión oficial a esta leyenda marciana, que fueron los fenicios los artífices de la ciudad de Baalbeck. Bastaron varias campesinas para cortar la piedra, sacarla de la cantera, transportarla durante un kilómetro y realizar templos escandalosamente bonitos.

*Si en los juegos olímpicos el levantamiento de piedra fuese una disciplina el Líbano se haría con el oro.

Hoy para mover las piedras de Baalbeck habría que utilizar grúas hidráulicas.

Visita a Baalbeck

Libano_Baalbeck
Ruinas Baalbeck, Líbano

Sea como fuere, este yacimiento arqueológico, Patrimonio de la Humanidad, es la joya turística del Líbano. Y la excursión perfecta desde Beirut.

El lugar atesora 3.000 años de historia “multicultural” porque ¿qué civilización no pasó por Baalbeck?

Fue santuario fenicio dedicado al dios Baal, fue ciudad griega, a partir de la época de los seléucidas se llamó Heliópolis (Ciudad del Sol) y los romanos, obviamente, también aportaron su granito de arena.

Con el paso de los siglos y las guerras este complejo arqueológico quedó en el olvido, hasta que en 1751 Robert Wood y el dibujante James Dawkins pusieron en jaque este enclave.

Wood, tras el “descubrimiento”, describe las ruinas como una de las obras más audaces de la arquitectura de la antigüedad. Y no es de extrañar, ya que el recinto custodia el Templo de Júpiter, el más grande de todo el Imperio Romano, y el Templo Baco, en excelente estado de conservación, entre otros tesoros.

excursion_ruinas_baalbeck
Templo Baco, Baalbeck

La situación actual en Baalbeck

Gracias a la afluencia de turistas el valle de la Beqaa, donde se encuentran las ruinas de Baalbeck, económicamente pudo reponerse. De hecho, la iniciativa para no quedar en el olvido fue celebrar esporádicamente espectáculos de teatro, danza, ópera…

Cuando en 1975 estalló la guerra civil libanesa, la fiesta terminó y Baalbeck se convirtió en un asentamiento de la milicia Hezbolá (una organización islámica musulmana chií libanesa que cuenta con un brazo político y otra paramilitar).

En 1990 se puso punto y final a 15 años de contienda y la situación en Líbano se normalizó. Por lo que el yacimiento volvió a abrir sus puertas y reanudó el Festival de Baalbeck.

Baalbeck_ruinas_misterio
Baalbeck, Líbano

*Actualmente se pueden visitar las ruinas de Baalbeck sin peligro. Pero nos llamó la atención que en los típicos puestos de souvenirs vendan camisetas con la bandera de Hezbolá. Una organismo que tanto la Unión Europea como Estados Unidos consideran oficialmente como organización terrorista. Yo por si las moscas compré un mechero con la bandera del Líbano.

misterios_baalbeck
Entrada Templo Baco, Baalbeck

¿Cómo llegar a las ruinas de Baalbeck desde Beirut?

La duración del viaje entre Beirut y Baalbeck es de dos horas y el trayecto de ida cuesta 7.000 libras libanesas (unos 3,7 euros).

¿Donde tomar el autobús en Beirut para viajar a Baalbeck?

Será una odisea, pero vamos paso por paso. El transporte público, como tu y yo lo conocemos, en Líbano no existe. Hay millones de taxis y pequeñas furgonetas que te llevan y te traen.

Así que, cuando salgas de tu hotel y/o apartamento donde hayas dormido para un taxi y dile que vas a la estación de autobuses COLA (creemos que Cola significa para de autobús).

transporte_libano
Autobús Líbano

Una vez en “cola”, no te esperes la estación de autobuses con taquilla para los billetes, cafetería, etc Literalmente es una explanada con muchísimas furgonetas y según pronuncias el destino al que quieres ir te asignan un vehículo.

Te montas y a esperar a que se llene. Si hay que esperar una hora, se espera una hora. Al parecer, si la furgoneta no va hasta los topes no compensa el trayecto.

Para viajar en transporte público por Líbano lo que necesitas es paciencia. 

Restaurante_Baalbeck
Restaurante Arcada, Baalbeck

Y las dos horas a Baalbeck desde Beirut es relativo porque si hay mucha gente que se baja a medio camino (puedes bajar/parar donde quieras) la furgoneta se mete por los pueblos en busca de nuevos pasajeros.

¿Dónde comer en Baalbeck?

Seguro que entre el trayecto y ver las ruinas se te va la mañana y te da la hora de comer. Es precisamente lo que nos sucedió a nosotras y tras dar una vuelta por el pueblo e “investigar” dónde comer en Baalbeck dimos con el restaurante Arcada.

Sí, el significado en castellano del nombre del restaurante precisamente apetecible no es, pero os aseguro que la comida estaba exquisita. Comimos una especie de pizzas, típicas de la zona del Valle de Bega`a.

Por cierto que no lo he dicho, la entrada a las ruinas de Baalbeck cuesta 15.000 libras libanesas. Es decir, unos 8 euros al cambio.

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

Un comentario sobre “Baalbeck, ruinas libanesas construidas por extraterrestres

Deja un comentario