Viaje por los cinco sentidos, Priorat

Paisajes del Priorat

Fue mediante un chivatazo que termináramos en el Priorat, Tarragona. Gracias a la mítica frase de: ¿y porqué  no vais a… que me han dicho que está muy bien? Hicimos caso, y allí que nos plantamos. Y la verdad es que nos sorprendió gratamente. Aunque el frío no favoreció nuestra estancia (recomendamos ir en primavera o en época de vendimia). Sin embargo, no tuvimos problemas para aprovechar al máximo los dos días de escapada. Alquilamos un coche en Barcelona y emprendimos el viaje. Al fin y al cabo, cuando sales … Leer más…