Volcanes_arequipa

7 cosas que hacer en Arequipa

Arequipa, también conocida como la Ciudad Blanca por la construcción de sus edificios en sillar blanco (piedra volcánica que nace en el Misti), es la segunda ciudad más grande de Perú.

Por sí sola se ha hecho un hueco en las tan apretadas agendas de las turistas cuando realizan un itinerario por Perú. En términos culinarios es extraordinaria y en importancia histórica y arquitectónica muy reconocida. Tanto que en el 2000 Arequipa fue declarada Patrimonio Mundial por la Unesco.

Su esplendor no llegó hasta 1540, cuando los colonizadores españoles fundaron la ciudad. A lo largo de la historia varios desastres naturales como erupciones volcánicas y seísmos han asolado Arequipa. Aunque la ciudad ha sabido resurgir una y dos veces.

arequipa_plazaArmas_Peru
Plaza de Armas, Arequipa

A pesar de su gran tamaño en su casco antiguo se concentra todo lo que te aconsejo hacer en Arequipa. ¡Comenzamos!

7 cosas que hacer en Arequipa

Arequipa_lugaresdeinteras
Cosas que hacer en Arequipa

1.- Comer en Arequipa ¡Una delicia!

Lo pongo como primera opción para hacer en Arequipa porque sin quererlo terminarás como una bola. Allá por donde camines habrá un puesto de comida que con su olor te llamará la atención, un mercado local donde probar la cocina de proximidad o restaurantes excelentes con amplias y variadas recetas tradicionales y vanguardistas.

De esta forma, es imposible respetar la operación bikini. Eso sí, los remordimientos desaparecen en cuanto te pones a comer “manos a la obra ”. Todo está realmente sabroso. Y lo dice una persona que es un poco tiquismiquis para comer (la comida asiática, por ejemplo, no me gusta).

Mercados locales

Mi recomendación es que vayas directa al mercado de San Camilo. Se encuentra en el Centro Histórico de Arequipa, y ahí, en cualquier puesto de comida que te sientes comerás de lujo y barato. Batidos de frutas naturales, cochifrito, sopas, rocoto (pimiento relleno), etc ¡Prueba, prueba y prueba! No puedo aconsejarte otra cosa.

MercadoSanCamilo_arequipa
Mercado San Camilo

Puestos callejeros

En los puestos de comida callejeros tienes que probar, entre otras cosas, el queso helado. Se trata del postre más emblemático de Arequipa. Tanto niñas, jóvenes, madres, abuelas… suspiran por esta delicia exclusiva de la Ciudad Blanca.

Gastronomia_peru
Queso helado

“Picantería” La Nueva Palomino

Esta picantería arequipeña es tan afamada que te recomiendo que reserves si no quieres quedarte sin mesa. 

Dicen que si visitas Arequipa y no comes en la picantería La Nueva Palomino has tirado medio viaje a la basura.

Es la picantería favorita de las arequipeñas. El ambiente que se respira es informal y tradicional. Los comedores, el local tiene varios ambientes, estaban repletos de familias y grupos de amigas, lo que me recordó a los domingos soleados en España cuando salimos e invadimos las terrazas para tomar el vermut .

Se llaman picanterías porque muchas comidas llevan ají. Posiblemente el ingrediente más importante de la gastronomía peruana ) 

Nosotras quisimos probar una de las especialidadesChupe de Camarones, pero al no ser época de camarones el plato no estaba en la carta. Lo que indica que trabajan con buen producto y son fieles a los alimentos de temporada ¡cómo debe de ser! Eso sí, no tuvimos problemas en elegir otro de los platos: 

Gastronomía La Nueva Palomino
Gastronomía La Nueva Palomino

Dirección: Leoncio Prado 122, al lado del mirador Yanahuara.

2.- Convento de Santa Catalina de Arequipa ¡Alucina vecina!

Si por algo es popular la ciudad de Arequipa es por el Convento de Santa Catalina. Yo que estoy un poco “cansada” de visitar iglesias, conventos, templos, etc (en un viaje cuando llevas unas cuantas aburre), me impresionó muchísimo.

No es un convento al uso

En su interior existen más de 80 casas y calles con nombres de ciudades españolas (Granada, Córdoba, Sevilla, Toledo…). Así que, todo el complejo, al que hay que dedicarle unas dos horas de visita, supone 20.000 m2.

¡Es una pequeña ciudad “fortificada” dentro de la propia Arequipa! 

Monasterio_SantaCatalina_Arequipa
Monasterio Santa Catalina, Arequipa

Su historia se remonta a 1579, cuando una acaudalada y joven viuda de la nobleza, Doña María de Guzmán, decide recluirse en el monasterio en construcción, cediendo para ello todos sus bienes. 

Fue utilizado como recinto de clausura hasta que en 1970 una fundación privada se hizo cargo de su explotación turística. Según nos comentó la guía, en este monasterio llegaron a vivir más de 450 mujeres, de las cuales sólo 180 eran monjas. El resto de sus habitantes (una gran ciudad dentro de la ciudad) eran jovenzuelas que encontraban en este lugar un refugio.

Convento_Arequipa
Cosas que hacer en Arequipa

Pero el titular es que las monjas adineradas tenían sirvientas. ¡Con la iglesia hemos topado! ¿Sirvientas? ¿Entonces qué hace una monja de clausura? Esta pregunta a la guía me salió del alma. La contestación: “dedicarse a sus labores”. Imagino que a rezar las 24 horas del día, ¿no? Que cada cuál saque sus propias conclusiones.

Santa Catalina en la actualidad

Todavía hay monjas de clausura que habitan en el Monasterio de Santa Catalina. Aunque su espacio de residencia se ha visto ampliamente reducido. Hoy en día el visitante puede visitarlo prácticamente en su totalidad y percibir la atmósfera de la Edad Media que se respira.

La mejor forma de visitar el Monasterio de Santa Catalina es con guía, pues es así como te enterarás de todo lo que aquí sucedió. Incluso de las leyendas que envuelven al monasterio. Las visitas guiadas cuestan unos 20 soles y normalmente tienen una duración de una hora. Eso sí, la entrada no tiene límite horario, así que puedes quedarte y visitar el convento por cuenta propia todo el tiempo que desees. También se puede visitar sin guía.  

Convento_noche_Arequipa
Covento Santa Catalina, Arequipa

*Truco 1: para que la guía te salga más económica intenta formar o unirte a un grupo.

**Truco 2: Visita el convento al atardecer. Así lo verás con luz y de noche. De esta forma, la luz cálida de las velas que iluminan las calles y las plazas hará que retrocedas cientos de años y el halo misterioso se acrecentará.

3.- Mirador de volcanes (o mirador de los gigantes que te intimidan)

Como ya he mencionado anteriormente Arequipa está protegida por tres volcanes. Tres volcanes que han hecho de las suyas, pero que forman parte de la vida de las arequipeñas y de las viajeras que estamos de paso.

Irremediablemente alucinamos en colores con ellos ¡El Chachani alcanza los 6000 metros! Solo de pensar en que alguno pueda erupcionar da miedito. 

MiradorYanahuara_Arequipa
Mirador Yanahuara, Arequipa

Para observarlos y tomar perspectiva de su magnitud, Arequipa te invita a que acudas al mirador de Yanahuara. Desde este punto turístico podrás admirar: el Misti, el Chachani y el Pichu Pichu.

El paseo hasta este mirador de volcanes desde el centro de Arequipa es fácil y agradable, tan sólo les separan 2km. Una vez allí te recomiendo que amplíes la visita a Arequipa y conozcas el barrio de Yanahuara. Ya que estás ahí no pierdas la oportunidad 😉

MiradorYanahuara_Arequipa
Cosas que hacer en Arequipa
Yanahuara_miradorVolcanes
Mirador Yanahuara, Arequipa

En esta zona tradicional predominan las calles angostas y empedradas, así como las antiguas casas de sillar (es en este barrio donde se encuentra la picantería La Nueva Palomino).

El nombre de Yanahuara proviene de la unión de dos palabras quechuas “Yana” que significa negro y “huara” que traducido es “calzón”.

4.- Plaza de armas de Arequipa ¡Cómo en casa!

El pasado español está presente en muchos rincones de Perú y la ciudad de Arequipa es un buen exponente de ello. Uno de los ejemplos del legado hispano lo encontramos en la plaza de armas de Arequipa, su catedral.   

catedral_arequipa
Plaza de Armas, Arequipa

La catedral más ancha del Perú es un monumental edificio que destaca por sus blanquísimos sillares con dos altas torres, aunque eclipsada por los centinelas coronados de nieve el Misti y el Chachani.

Su entrada es gratuita, así que aprovecha para verla (entérate de sus horarios). Su interior atesora una lámpara de latón de estilo bizantino traída de España y el mayor órgano de Sudamérica -o eso dicen- que lo aportó Bélgica en 1870.  

catedral_arequipa
Catedral, Arequipa

5.- Campamento base para la excursión al Cañón del Colca

Todo viaje a Arequipa termina en una excursión al Cañón del Colca. Digamos que la Ciudad Blanca es el mejor campamento base para ello. De hecho, en las calles principales de Arequipa abundan las agencias de viajes donde contratar el tour y las vendedoras con labia para convencerte.

Nosotras íbamos con ese mismo propósito y así lo organizamos. Para no pasar por Arequipa desapercibidos nos lo tomamos con calma. Es decir, calculamos días de sobra para que nos diese tiempo a visitar Arequipa, en condiciones, y disfrutar varios días en el Cañón del Colca.  

CañonColca_Peru
Cañón del Colca, Perú

Llegados a este punto es necesario nombrar a Israel (y el resto del personal), el gerente del El Portal de San Lázaro. Un relaciones públicas excelente y un anfitrión de primera. De hecho, los trucos y las recomendaciones que os traslado en este post (las picanterías, el queso helado, la visita al monasterio de Santa Catalina al atardecer…) salieron de una mañana de charla con él.

Y es que cuando llevas varios días de viaje, cambiando de hotel cada noche y con cansancio acumulado se agradece encontrarse con personas tan humanas. Personas que lo único que pretenden es mostrarte la belleza de su tierra y proporcionarte todo lo que esté en sus manos.

Por ese motivo, la confianza que nos transmitió, decidimos asentar nuestro campamento base en el Hotel El Portal de San Lázaro. Nos ofrecieron todo tipo de información para realizar una excursión chula al Cañón del Colca y pudimos dejar nuestras mochilas viajeras con toda la seguridad del mundo en el hotel hasta nuestro regreso. ¡Dicho y hecho!

6.- Casa Ricketts, el banco más espléndido de Arequipa

A modo “anécdota” añade a la lista de cosas que hacer en Arequipa visitar la Casa Ricketts.

Se trata de un claro ejemplo de la arquitectura de la época colonial. Se encuentra en la calle San Francisco 108, en pleno centro de la ciudad, así que no te supondrá gran esfuerzo entrar y echar un vistazo. Recuerda que es un banco, por lo que el horario de visita es restringido (9:00-18:00 lu-vi, hasta 13:00 sa).

En este banco cualquiera se deja embaucar para que le hagan firmar cualquier documento hahaha

CasaRicketts_arequipa
Banco de Arequipa

Es una casa que data del siglo XVIII y que a lo largo de la historia ha tenido diferentes usos como hogar para familias acomodadas, palacio de un seminario del arzobispo o escuela.

En la actualidad, en su interior alberga una pequeña pero interesante galería de arte de Arequipa. Sus tradicionales patios, muebles antiguos, fuentes y otros elementos son los que llamarán tu atención.

7.- Un claustro de visita obligada

Uno de los rincones que más me gustó de Arequipa fue el Claustro de la Compañía de Jesús. Quizá por su emplazamiento, aunque está a escasos metros de la plaza mayor, pase desapercibido, pero ahí está y tenéis que visitarlo.

arequipa_quevisitar
Claustro La Compañía, Arequipa

Lo que llama la atención del claustro son sus columnas talladas desde la base hasta el techo.

Además junto al claustro se encuentra la Iglesia de la Compañía, la más antigua de Arequipa y la que más ha aguantado la furia de los apus que habitan en los volcanes que le rodean.

IglesiaCompañiaJesus_Arequipa
Iglesia de la Compañía de Jesús, Arequipa

Autora

¡Hola! Soy Miryam periodista digital, blogger y creativa. Trabajo en EscapadaRural.com, me gusta la gastronomía, soy del Eibar, no pierdo la sonrisa y pertenezco a Barcelona Travel Bloggers. Mi pasión es viajar, así que si buscas recomendaciones, consejos, destinos y un poco de humor este es tu sitio. ¡Bienvenid@s!

Follow Me:
TwitterFacebookYouTube

Deja un comentario